El dulce encanto de la memoria: No nos olvidemos de Salta

El dulce encanto de la memoria: No nos olvidemos de Salta

Cuando un grito doliente nace
Desde el vientre de alguna caja
Y la copla se vuelve ausencia:
¡cómo me acuerdo de Salta!

Chango Nieto

Carlos Alberto Nieto, (Chango Nieto) 1943-2008 fue un cantautor y bombisto argentino. Estudió veterinaria en La Plata. Grabó su primer disco por iniciativa de Figueroa Reyes. En 1965, fue Revelación del Festival Mayor del Folklore, de Cosquín. Grabó más de 600 canciones y recibió innumerables premios, y siempre se acordaba de Salta. Que es el nombre de la tribu indígena, que habitaban allí cuando el español Hernando de Lerma fundó la ciudad que originalmente llamó Ciudad de San Felipe y Santiago del Lerma en el valle de Salta, como pasaje obligado al Alto Perú durante el Virreinato.

El principal edificio civil en la ciudad de Salta es el Cabildo que se ha conservado en la famosa plaza 9 de julio. Cerca, el valle Calchaquí cobijó a los calchaquíes (descendientes de los diaguitas), que lucharon contra los españoles en 1562, dirigidos por Juan Calchaquí.

Valle Calchaquíes

En esos valles canta el zorzal que llaman chalchalero pues se alimenta del chalchal (arbusto nativo). Si claro, están los otros: los de Saravia. Estos confrontaban con Los Fronterizos, y hoy Los nocheros. Todos de Salta como el otro Nieto: Vicente, que fue gobernador de  Chuquisaca y pasado por las armas por Castelli quien buscaba adocenar a los rebeldes (en realidad para Nieto el rebelde era Castelli) cosas del lenguaje y de la política. La palabra  Chuquisaca, procede de Choquechaca, y significa puente de oro.

Chuquisaca es un departamento trilingüe, que mantiene sus lenguas nativas: quechua, guarayo y castellano. Allí tuvo lugar el primer grito libertario al régimen español. Esta región estuvo habitada desde tiempos inmemoriales por los indígenas que los con quistadores llamaron Charcas,  fueron súbditos del Imperio Inca.

Sucre es la capital de Chuquisaca, y la capital constitucional e histórica de Bolivia, donde residen el poder Judicial y la Asamblea Constituyente. Allí está La Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, es una universidad pública boliviana, fundada por los jesuitas junto a la de Cuzco en 1621. Allí estudiaron muchos de nuestros próceres. Se enseñaban las carreras de rigor en la época,  Leyes, Teología y Medicina. Era muy prestigiosa en todo el continente, recibiendo alumnos de otras colonias. Su prestigio era tan grande que en un tiempo la proporción de estudiantes era de 1 por cada 20 habitantes. Esa región hoy tan empobrecida, fue los más granado de la intelectualidad y el progreso. ¿Qué pasó? Me parece que esos aires de libertad de algunos europeos escondían otros intereses. Se la dejo picando.

Cuzco o Cusco es una ciudad del sureste del Perú ubicada en la vertiente oriental de la cordillera de Los Andes, fue capital del Imperio Inca  y una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú.

Durante la época colonial, bajo la soberanía de España, se construyeron diversas iglesias, palacios y plazas. Estas construcciones son los atractivos que hacen de la ciudad  un importante destino turístico. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1972 y Patrimonio de la Humanidad en 1983 por la Unesco y suele ser denominada, debido a la gran cantidad de monumentos que posee, la «Roma de América».

Mientras España se desangraba en la eterna guerra en Flandes, sus colonias florecían durante todo el siglo XVII hasta alcanzar proporciones que rivalizaban en pujanza con la Intendencia de Chuquisaca.

Además de los Nieto, también Güemes, y Juana Azurduy. Esta mujer a quien Félix Luna llamara en una zamba La flor del Alto Perú fue una patriota que luchó en las guerras de independencia, aun estando embarazada, perdiendo en ello bienes, esposo y cinco hijos. Murió pobre y sola, sin honores, sin que se le restituyeran sus posesiones confiscadas, ni la pensión vitalicia que le fue injustamente retirada en su vejez. Estuvo enterrada en una fosa de indigentes, carente de lápida, en una urna en Sucre. El único honor que recibió fue póstumo: Generala del Ejército Argentino, rango concedido en julio del 2009 (por la presidente Kirchner). Se instituyó el día del nacimiento de Juana Azurduy, como el «Día de la Confraternidad Argentina-Boliviana».

El Alto Perú era un todo,  convivían con dificultades razas y costumbres. Es probable que la masonería con sus ideas de libertad fraccionara esa unidad y al cabo de un tiempo pelearon entre sí con armas europeas. Lentamente cumplieron su destino de proveer de materias primas a industrias imperiales y comprar a ellas lo manufacturado. ¡Vaya negocio!

Por eso para entender realidades… no nos olvidemos de Salta.

¿Ha visto?

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

(Visited 56 times, 1 visits today)

Revista OZ

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Read also x

A %d blogueros les gusta esto: