Entrevista a Guillermo Arias, counselor y escritor

Entrevista a Guillermo Arias, counselor y escritor

Guillermo García Arias es mucho más que un escritor de temas existenciales, es un humanista en la forma más acabada del término, preocupado por entender el mundo moderno y formar gente que mejore la calidad de vida de la gente.

De impecable ropa blanca, y una sonrisa sempiterna instalada en su rostro, nos regala su bonhomía y fervorosa empatía.

Formado como ingeniero decide bucear en la problemática del ser y se convierte en un exitoso escritor y desarrolla en la Argentina el Counseling  a partir de  su instituto Holos.

¿Qué es el counseling?

 

 

Es un proceso de ayuda para la gente, es muy eficaz, corto, acompaña y le permite a las personas mejorar su calidad de vida. El término es un anglicismo. Busca la prevención y atención de problemas de la vida cotidiana, así como conflictos relacionados con crisis vitales, tales como sexualidad, adolescencia, relaciones de pareja, adicciones y desarrollo personal, entre otros.  El counseling nace en USA durante la  crisis del 30. Allí un grupo de personas trata de ayudar a otras a superar dicho momento. Claro, así surge la necesidad de formar a esas personas que operan en estas situaciones. Así aparece el counselor. En la Argentina ha crecido notablemente. Es una carrera con base en el amor, que brinda conocimientos de filosofía, sociología, psicología y se los capacita en las conductas grupales, y ahora hemos incorporado conocimientos de neurociencia. Nuestro instituto de formación se llama Holos.

¿Qué significa Holos?

Significa totalidad  viene del griego. Vemos a la personas como un todo. Allí  tenemos esta carrera de tres años que otorga un título oficial en Av. Córdoba 4448  de CABA y una sede en Pilar.

Además sos un prolífico escritor. ¿Cómo empezaste? ¿Qué te motivó?

A mí me llevan a escribir ciertos momentos de angustia, saber quiénes somos, preguntarme sobre la vida misma y su finalidad. Como todos quiero trascender y dejar un mensaje. Soy un humanista y pretendo  ser útil y acompañar a las personas en su proceso de vida. Todo libro es para transmitir y agradecer a la gente. Tengo cada vez más respeto por el lector, por su sufrimiento. Ayudar a la gente  es mi razón de ser, mi motor. Todo esto fue un proceso. Estuve cuatro veces en la India y profundicé el sentido de mi vida. Estoy agradecido y quiero devolver lo aprendido.

Estamos en un mundo complejo, con exigencias y competencias desmedidas. Danos tu mirada sobre  el éxito.

Hace muchos años yo pensaba que el éxito era tener una sólida posición económica. Después pasó a ser el éxito sinónimo de felicidad, hoy te digo que es vivir con paz interior. Lo que nos lleva a no estar bien con nosotros mismos es compararnos con los demás. Para conocer el éxito es necesario aceptarse, no pretender ser lo que la sociedad te presiona para que seas.

Podemos servir y ayudar a muchas personas a lo largo de las distintas etapas de la vida, pero servir al que está cerca de partir, al que está cerca de una muerte definitiva, es sin duda la manera más  elevada de ayudar.

¿Qué es amar?

Es reconciliarse con la vida. Abrir el alma, el corazón. Ser uno mismo completo y, al mismo tiempo abandonarse al otro con plena confianza en uno, en el otro y en el universo. Es soltar estando pleno, es soltar estando presente. Amar es luz. Una celebración.

Cuando una persona amada nos deja nos produce dolor. ¿Por qué?

Si no le pertenecemos a nadie y nadie nos pertenece, no existe el abandono. Existe el dolor por no seguir viendo y disfrutando esa presencia. Si me tomo la vida con desapego digo que no puedo ser abandonado por nadie, ni puedo perder nada. La sociedad nos lleva al tener y al poseer. Nadie puede ser de otro. No nos puede abandonar nadie que no fue nuestro, y no podemos abandonar a nadie que tampoco fue nuestro.

Supongo que no hay una fórmula ideal para vivir, pero… ¿qué debemos tener en cuenta para planear nuestros días?

La respuesta no debemos buscarla afuera, sino dentro de nosotros mismos. Te diría que la única salida es para adentro, y que es el título de uno de mis libros “La salida interior”.  Las respuestas se encuentran bien guardadas en el interior de nosotros. Allí debemos buscar, y encontrarlas nos lleva a la paz y al éxito como me preguntabas antes.

Recuerdo una frase de Gandhi que dice que el premio está en el esfuerzo y no en el resultado. ¿Qué opinás?

Es cierto. El hecho de estar es el premio, la fortuna de poder estar ahí, de ser protagonista de la vida. La sociedad pretende ubicarnos en los extremos, es necesario mantenernos en el centro. Un poco de acá, un poco de allá, un poco de sol, un poco de lluvia, tal vez un día nublado, calor, frío, un poco de salado y un poco de dulce, ni muy alto ni muy bajo, ni muy gordo ni muy delgado. El medio está lleno de grises, de matices de variedad. La rigidez nos acerca al sufrimiento y la elasticidad nos aproxima al disfrute. Mantener el medio es un buen lugar para vivir.

Charlar con Guillermo García  Arias, más allá del placer por el contacto humano es un encuentro distinto, es un viaje a las razones más profundas de la existencia, es un camino a la paz interior.

Gracias Guillermo.

Guillermo Arias

Ha publicado seis libros de Desarrollo Humano: Botiquín espiritual en 2006, Ifting espiritual en 2007, Hacer el amor con la vida en 2008, La salida interior en 2010, Yo soy los otros en 2015, El tiempo de las emociones en 2017. Todos de Ediciones Lea y presentados en El Ateneo Grand Splendid. Pueden escucharlo en Radio Simphony FM 91,3 los lunes de 14 a 15hs, En contacto.

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

(Visited 31 times, 1 visits today)

Revista OZ

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Read also x

A %d blogueros les gusta esto: