El estrés, un indeseable de éstos tiempos

en

Estamos transitando tiempos complejos para el hombre. La increíble presión y las exigencias permanentes tanto laborales como socioculturales, están provocando que cada vez sea mayor el tiempo que dedicamos nuestra atención a cumplir con esas demandas, siendo menos o nulo el tiempo que dedicamos a conectarnos con nosotros mismos.

La vida moderna y la era de la “comunicación” han logrado que pasemos muchísimas horas de nuestro día sentados frente a una computadora, o el televisor, o circulando por calles abarrotadas de vehículos, envueltos por una nube de disconformidad general que llevan a la agresión constante. Nos alimentamos de modo inadecuado, ya que no hay tiempo para eso, dormimos preocupados (en el mejor de los casos), o no dormimos porque nos estamos ocupando de resolver mentalmente problemas de diversas índoles. Desde ya que no hay tiempo para la recreación o la actividad al aire libre. Solemos encerrarnos en un espacio pequeño a ejercitar como podemos en los pocos minutos libres, rodeados de decenas de personas en situación similar. Hablamos sobre las noticias televisivas y de vez en cuando vemos a nuestros hijos. Quienes por su parte pasan 8 a 10 hs por día en compañía de extraños, encerrados en un colegio o guardería; o corriendo de un lado a otro para cumplir los horarios de cientos de actividades extracurriculares. Esa es nuestra vida hoy.

Comida sana

La ciencia médica ha demostrado que todos estos son factores de riesgo para sufrir estrés. Comenzamos desde pequeños a sufrir las consecuencias. Los niños están siendo diagnosticados cada vez con mayor frecuencia con diversos trastornos de atención. Los adultos sufren cada vez más trastornos como insomnio, hipertensión, obesidad, diabetes, accidentes cerebro vasculares, infartos, diversas dermatitis, problemas psiquiátricos como trastornos de ansiedad, depresión, ataques de pánico, etc.

Quienes hacemos medicina integrativa y preventiva aconsejamos modificar estos factores mencionados, ya que… ¡son modificables! Puedes hacerlo, son gestos sencillos que puedes incluir de a poco en tu vida cotidiana. Hay muchas maneras de poder estar mejor. Te menciono algunas de ellas:

  • Es aconsejable comer las cuatro comidas eligiendo alimentos naturales, priorizando los cereales, frutas y verduras, semillas, y si gustas carnes magras. Puedes hacer dos colaciones, para las cuales son muy aconsejables las frutas secas.
  • Elegir bebidas saludables como té de varios tipos, limonadas, infusiones, jugos naturales, leches vegetales.
  • Preferir el ejercicio de bajo impacto, tales como Tai chi Chuan, Qi Gong, Natación, Pilates, Yoga. Todos estos te ayudan a mantener un cuerpo tonificado pero también ayudan a calmar la mente y mejoran tu concentración.
  • Es muy recomendable practicar algún tipo de meditación. La meditación Vipassana ha demostrado científicamente bajar los índices de violencia, de estrés y enfermedades cardiovasculares.
  • Restringir el uso de aparatos electrónicos al mínimo necesario. Si estás obligado a usarlos porque trabajas con ellos, entonces al irte a dormir – NO ENCIENDAS LA TELEVISIÓN. Es mentira que relaja. Tu cuerpo se tensiona con las imágenes y sonidos, tu cerebro continúa activo como en plena actividad laboral. No lo notas pero es así. Crees que te ayuda a dormir, pero tu cuerpo agotado ya no tiene más remedio que rendirse. Esto asegura una noche con varios despertares y un levantarse cansado.
  • Has alguna actividad al aire libre, sin celulares, con música relajante si quieres, pero trata de buscar horas de profundo silencio.

El silencio es un gran aliado para relajarte. Buscar actividades que desarrollen tu espíritu te ayudará a armonizar en este mundo moderno. La decisión es tuya, sólo debes querer estar mejor y hacerlo.

Revista OZ

Dra. Bistrich Bibiana J.  MN: 111.152. Es colaboradora de Revista OZ. Especialista en Emergentología, Medicina Interna, y  Medicina Tradicional China. Terapeuta de Vidas Pasadas. Coordinadora de Espacio Consciencia. Miembro fundador de la AATVP.

Deja un comentario