Canta: Un refugio en la sierra de Lima

Perú tiene innumerables destinos turísticos y su capital, Lima, no es la excepción. Pero cuando hablamos de Lima, en toda su extensión, pensamos solamente en Miraflores, Barranco y el Centro de Lima como puntos turísticos por excelencia. Pero esta región es mucho más extensa de lo que parece y con muchos sitios para explorar a las afueras de la metrópolis. Canta es un refugio propicio para los amantes de los paisajes naturales, con montañas y pueblos pequeños.

¿Cómo llegar?

Canta es una de las provincias de la región Lima que se encuentra al noreste de la ciudad de Lima, a 101 km de distancia en un viaje de dos horas saliendo desde el distrito de Carabayllo en combis y colectivos que cobran en promedio 5 soles. La carretera que conecta Lima con Canta es algo estrecha, por lo que solo van autos, camionetas, combis y buses pequeños. La ciudad de Canta, que es capital de la provincia del mismo nombre, está a 2800 msnm.

Atractivos turísticos. Historia, naturaleza y recreación

Desde antes de llegar a la ciudad principal, los atractivos turísticos van asomándose; empezando por la Hacienda de Punchauca, donde tuvo lugar la entrevista del mismo nombre entre el virrey La Serna y Don José de San Martín en mayo de 1821 para negociar la independencia peruana. Más adelante, en el distrito de Santa Rosa de Quives, se encuentran los petroglifos de Checta, que tienen unos 5000 años de antigüedad y el santuario que lleva el nombre del distrito. Canta está situada en la cuenca del río Chillón, por lo que las cascadas también forman parte del atractivo principal. La localidad de Obrajillo es ideal para acampar y pasar el día y disfrutar de la naturaleza, como también saborear las truchas fritas y muchas otras actividades.

La cordillera de la Viuda

Se le llama así a los nevados que conforman esta parte de la cordillera de los andes y divide las regiones de Lima y Junín. Debe su nombre a la leyenda que cuenta que la diosa Pachamama fue a buscar protección para sus gemelos Huilca luego de la muerte de su esposo Pachacamac y llega hasta el valle del Chillón, donde es víctima del dios Wakon, quien la devora pero es muerto por los gemelos y se convierte en la laguna de Chuchún, mientras que Pachamama se convierte en nevado. Al llegar al lugar, se puede ver que la piedra de la zona que es tapada por nieve más arriba es bastante oscura, prácticamente negra, por lo que podría ser otra causa de su nombre. Se ha convertido también en un punto turístico y a la vez de concientización ecológica al ser la madre de las lagunas en donde nace el río Chillón.

Ecología

El cuidado del agua y la naturaleza son de suma importancia en la provincia de Canta. El río Chillón es otro de sus principales atractivos y fuente de recursos para sostenerse. Nace en las lagunas de la cordillera de La Viuda, a una altura de más de 4000 msnm. Se puede llegar a ella en un viaje de aproximadamente tres horas y en el camino se puede almorzar trucha en Huaros y visitar el pueblo de Culhuay. Conocer el nacimiento y el recorrido del río es fundamental para comprender y tomar conciencia de cuánto urge cuidar el agua, pues la situación es opuesta en su trayecto por la costa limeña, donde antes de su “muerte” es cruelmente contaminado. Ello convierte Canta en una experiencia más que meramente recreativa.

Revista OZ

Martín Chavesta colabora en Revista OZ. Es comunicador Social egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú.

Deja un comentario