De las redes sociales al teatro, se estrenó «El mundo en mis zapatos»

De las redes sociales al teatro, se estrenó «El mundo en mis zapatos»

La comedia «El mundo en mis zapatos», nació cuando Brenda Fabregat, protagonista del unipersonal, comenzó a convertir su tragedia en humoradas que publicaba en las redes sociales. «Mi hija Avril tenía sólo un par de días de vida y su hermano Bruno,apenas un año y medio. Me encontraba sola, en un pueblo llamado Carpintería, pegadito a Merlo, en la Provincia de San Luis. Mi relación de pareja se había resquebrajado por completo. Tenía dos únicas vías posibles: la depresión o la escritura catártica. Y elegí la segunda», cuenta Brenda.

De las sierras al mítico barrio de boedo

«El mundo en mis zapatos», que se puede ver los sábados a las 22:30 en la Sala Pan y Arte, Av. Boedo 876, mezcla ficción y realidad para reflexionar, con mucho humor, en torno al lugar de la mujer hoy. Se trata de un bio/drama, término acuñado por la directora teatral Vivi Tellas, con pinceladas de stand up. «Lo que empezó como una herramienta para salvarme la vida, se convirtió en arte. A los pocos meses fui convocada por Julio Parissi para formar parte del colectivo de humoristas llamado La Causa Gracia, que entre otras cosas logró convertir en Ley el Día del Humorista. Y en ese trayecto, recibí el llamado de Eloísa Tarruella (una lectora predilecta de las publicaciones de Brenda en las redes sociales) quien me propuso armar un unipersonal», cuenta la protagonista. «El personaje de Brenda se construye como un caleidoscopio a través de la mirada de los otros y de la propia, navega para indagar en su universo más íntimo», dice Tarruella, su directora.

Argumento de «El mundo en mis zapatos»

En vísperas de Navidad, Brenda prepara una cena solitaria. Su marido la dejó. Sus dos pequeños hijos pasarán esa noche con su padre. En plena crisis personal, ella transita distintos momentos de su vida. Los recuerdos afloran como en un rompecabezas: la frustración de la niña a la que le revelan que no puede ser bailarina por tener las caderas grandes; su primera frustración amorosa cuando su noviecito se enamora de su amiga; los eternos castings sin resultados; su tía paraguaya y los consejos sobre el amor; su propia maternidad en el oasis de una crisis de pareja; el encuentro y las redes sociales y su amistad con Juan, un compañero de trabajo en el bar donde es moza. Retroceder para avanzar. Volver y andar de nuevo.

«El mundo en mis zapatos»,  que ya tiene entradas agotadas para sus próximas dos funciones, puede verse en la sala Pan y Arte, Av. Boedo 876 , Capital Federal, que cuenta con un restaurante para tomar o comer algo antes/después de la función. La entrada general sale $200 (Estudiantes y Jubilados $180). La  obra dura setenta minutos.

[ABTM id=776]

 

(Visited 24 times, 1 visits today)

Revista OZ

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Literatura Siglo XXI x

A %d blogueros les gusta esto: