Diversidad: ¿Lo que no se nombra no existe?

Las siglas del movimiento LGBT+ evolucionaron para incluir a aquellas personas con identidades de género y orientaciones sexuales distintas a la heterosexual. Dicen que lo que no se nombra no existe por eso, luchar por la igualdad de las minorías también implica hacer visible la diversidad. 

Lesbiana: El Lesbianismo es la corriente social en la que las mujeres se ven atraídas sexual y amorosamente por otras mujeres. El termino hace referencia directa a la homosexualidad entre mujeres la cual es comúnmente llamada así, sin embargo no está mal llamar a una mujer lesbiana «Homosexual» ya que este es un termino genérico para describir a personas que mantienen relaciones con las de su mismo sexo.

Gay: Ya sabemos que un hombre gay es aquel que siente atracción sexual y afectiva por otros hombres. Este término, cabe aclarar, es una expresión alternativa a “homosexual”, y muchos prefieren usarlo por su contenido político y su popularidad.

Bisexual: Su propio nombre lo indica. Una persona bisexual es aquella que siente atracción física y sexual hacia hombres y mujeres. Esto, claro, no implica que les ocurra con todas las personas, al mismo tiempo, ni con la misma intensidad.

Travesti: De las tres “T” que conforman la sigla, quizás esta sea la más conocida. Una persona travesti presenta, de manera transitoria o duradera, una apariencia distinta a la del género que se le asigna a su sexo al nacer. La vestimenta, las actitudes y hasta incluso el cuerpo son modificados, pero esto no implica una intervención genital.

Transexual: El término “transexual” incluye a aquellas personas que construyen su identidad de género de manera distinta al sexo asignado al nacer. Para la reconstrucción corporal requieren tratamientos hormonales y/o quirúrgicos, incluyendo intervenciones de reconstrucción genital.

Transgénero: Las personas transgénero se conciben a sí mismas como pertenecientes a un género distinto al que se asigna socialmente a su sexo de nacimiento. Por lo general, sólo optan por una reasignación hormonal, sin llegar a una intervención quirúrgica de los órganos sexuales, para adecuar su apariencia física a su realidad espiritual.

Intersexual: Gracias al avance en materia de derechos humanos, hoy dejó de utilizarse el término “hermafrodita” para hacer referencia a las personas intersexuales. ¿Qué significa esta palabra? Que las características sexuales (cromosomas, gónadas, órganos reproductivos y/o genitales) de estos individuos no encuadran dentro de los estándares sexuales masculinos o femeninos.

Queer: Las personas queer, o quienes no se sienten identificadas con el binarismo de género, son aquellas que además de rechazar el género socialmente asignado a su sexo de nacimiento, tampoco se identifican con ningún género en particular. El término describe cualquier orientación sexual e identidad fuera de la heteronormatividad.

Asexual: Aunque no experimentan atracción sexual hacia otras personas, todas ellas pueden relacionarse afectiva y románticamente. Que sean asexuales no implica, necesariamente, que no tengan libido, no practiquen sexo o no sientan excitación. Hay que derribar el prejuicio.

¿Pansexual?

La terminología “pan”, que en griego significa “todos”, establece la capacidad de una persona de sentir atracción hacia otra, con independencia del sexo, género, identidad, orientación o rol sexual. Por eso, aunque puedan parecer similares, la bisexualidad y la pansexualidad no son lo mismo: recordemos que las personas bisexuales sólo se sienten atraídas por hombres y mujeres.

Más allá de la imperante necesidad del colectivo de ser nombrado y reconocido en sus derechos, es innegable que somos categorizados. La sociedad se encarga de categorizarnos.  Decir que alguien es homosexual es parte de esta forma social de categorizar. Se llama categoría social a la palabra que asigna o nombra al conjunto de personas que poseen un atributo común, como por ejemplo, el sexo, ocupación o actividad.

Es difícil escaparnos a estas categorias o etiquetas sociales, solo tratá de ser quién sos, ama y amate libremente, más allá de lo que un rótulo diga. Love is love. 🙂  

Revista OZ

Revista OZ es un magazine digital de información social, cultural, y de interés general. Tenemos un espíritu transformador sin fronteras. Email: contacto@revistaoz.com

(Visited 32 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 8 =