Cosas que pasan: Administrar las lecturas de verano

A los lectores nos pasan cosas, ansiedad por leer, sensación de que siempre hay mucho que nos falta leer, y la constante búsqueda del espacio-tiempo para sumergirnos en el libro, en épocas en las que el celular suena constantemente. Sumemos a eso la debilidad que tenemos los que escribimos: cada vez que leemos se nos despiertan las ganas de escribir y el libro queda a un lado por un rato, se corta la lectura. Hoy me propongo el desafío de administrar las lecturas de verano. Ponerme al día con los libros pendientes, explorar esos mundos a la espera.

ansias de leer los libros acumulados

Llega el verano y el calor sofocante te da dos opciones: vacaciones en el mar, casaquinta con pileta, o si no te vas; encierro con aire acondicionado o ventilador y cortinas cerradas hasta que baje el sol. En esta segunda circunstancia es en la que mejor podemos aprovechar para reencontrarnos con la biblioteca y con cada uno de los libros que acumulamos en el año, esos que esperan ansiosos ser leídos. En realidad es uno que ansía leerlos, luego de haberlos elegido, de haber abierto el libro y tras algunas páginas haberlo dejado en la quietud, siempre a la espera de que el tiempo esté disponible para leerlo todo.

Ahora ¿por dónde empezar?, si sos lector, y comprador de libros seguro tenés varios para leer, y si sumado a eso, sos poeta, escritor, son más, porque en cada visita a encuentro poético te traes libros de amigos y gente que vas conociendo. Éste es mi caso.

Pienso en los grandes clásicos que he leído, y los que aún no, esos que inicié con ansias y dejé en la página 40, o 90, tras engancharme con otro que llegó a mis manos y que no pude evitar iniciar. Así es que tengo empezados esos de lectura obligatoria como ¨Cien años de Soledad¨, que debo leer para que mis amigas que me lo han regalado para mi cumpleaños, no me hablen más del libro y me remarquen cómo que no lo leíste, es el mejor libro de García Márquez.

Y si además de esa novela, tengo a medias libros profundos como ¨La náusea¨ de Sartre, ¨El jugador¨ de  Dostoievski, que esperan junto a otros como ¨El país de las mujeres¨ de Gioconda Belli. Difícil decidir por cuál arrancar. Y si a su vez me llama a la lectura un ensayo sobre el pensamiento de Althusser y Gramsci que compré hace poco en un viaje a Córdoba, recordando mis épocas de estudiante en la Facultad de Periodismo. ¡Qué ganas de leerlo! ¡Qué atrapante!

Taller de Escritura Creativa- Romina R Silva
Taller de Escritura Creativa- Romina R Silva
el caso de los lectores escritores

Los que escribimos sabemos que si empezás a leer, simultáneamente te da ganas de escribir, y ahí otra vez queda a un costado el libro, y fluyen las letras: poesías, capítulos de la novela, que también espera. Los personajes me hablan, quieren estar vivos, y necesitan que escriba, los haga actuar. Somos como dioses creadores cuando escribimos. Lectura y escritura se retroalimentan, son como una pareja, una hermosa pareja.

Gaturro by Nik
Gaturro by Nik

Y ni hablar de los libros de ¡poesía! Qué difícil describir lo que nos sucede cuando leemos a otro poeta, y más si es bueno transmitiendo sensaciones, miradas del mundo, experiencias. Cada nueva poesía leída es una dosis de sabiduría de la vida. La diferencia es que los libros de poesías se leen de otra manera, no página tras página como la narrativa, sino que leemos más azarosamente, por el título que nos atrae, o abriendo en cualquier parte del libro, y si nos gusta es leído por completo en poco tiempo. Además, a la poesía se vuelve una y mil veces.

Cuestión que los 38 grados, nos dan la oportunidad de leer, y adentrarnos en un mundo único por unas horas, ¿qué esperas? acercate a tus libros, te están esperando, sea lo que sea que elijas, disfrutalo! Yo lo voy a hacer.  Hasta pronto.

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa ¨Subite¨ en FM Nacional 95.5, coordina talleres de escritura creativa. es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

Deja un comentario