El dulce encanto de la memoria: Pequeñas cosas

en

 Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra”. Génesis

Quizás estas líneas guarden todo el sentido de la vida humana en el planeta. Claro eso es subjetivo (mirado desde el sujeto) y quien sea religioso verá cosas distintas de quien no lo sea. Lo objetivo es lo contrario, toma distancia, no tiene prejuicios. En ese afán de multiplicarse (¿con quién?) empieza otra historia, llena de seducciones que llegan a nuestros días. Amar supone también sufrir. ¡Ojalá te enamores! reza un viejo refrán árabe (nunca supe si era un deseo o una maldición). La música que es expresión, suele girar en ese aspecto. El tango, el fado, los boleros, y tantos le cantan al amor, desde la tristeza, el deseo o la alegría. Las letras a través de los poetas. Estos versos son de Belisario Roldán:

Nos dimos el adiós de un modo triste /Tu bajaste los ojos, yo la frente

Hubo un silencio largo gravemente/ Sonriendo tus labios y partiste

Uno de los grandes poetas argentinos olvidados. Nació en 1873 y murió en 1922 en Alta Gracia (proviene del Santuario de Nuestra Señora de Alta Gracia que existe en Algarrovillas, España). Allí vivió Liniers, el enamorado de la Perchona (ya contaremos esa historia de amor).

Belisario Roldan

Belisario fue un brillante orador y el encargado de pronunciar el discurso a San Martín en Boulogne Sur Mer (su frase recordada Padre nuestro que estas en el bronce) que conmovió a los franceses. Miembro dela Real Academia de Lengua. Brilló por su oratoria como Demóstenes famoso en la Grecia del siglo IV aC. Cuentan que este tenía dificultad para hablar, pero los superó con perseverancia. La leyenda dice que se ponía piedras en la boca para superar la dicción y daba grandes discursos a la orilla del mar en tono fuerte. En fin se rescata esa capacidad que hoy llamamos resiliencia (la actitud para superar las situaciones traumáticas). Finalmente Demóstenes complicado en situaciones difíciles decide suicidarse.

Edoard Manet pintor francés realiza la obra Le suicidé (el suicidio), con un realismo (movimiento pictórico que se le adjudica a Gustave Courbet) excepcional para la época y tono moralizante. Dos obras recomendamos de este estilo La muerte de Sócrates (David, 1787) y El taller del pintor (Courbet, 1855).

El tango, como el fado y la música negra son en general tristes. Convengamos que razones no faltan.

En fin hagamos lo que hiciéramos por cumplir el mandato del  epígrafe (frase o cita de un escrito) la vida según John Lennon son: esas pequeñas cosas mientras estamos ocupados en las grandes cosas. Si, la fuerza de las pequeñas cosas que nos enseñara Serrat.

Es bueno hacer memoria ¿no le parece?

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

Deja un comentario