Actualidad: Abuelas de Plaza de Mayo presentó al nieto 130

en

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo presentó este jueves al nieto 130, cuyo hallazgo fue anunciado el lunes. Se trata de Javier Matías Darroux Mijalchuk, hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, desaparecidos en diciembre de 1977.

«Matías pudo encontrarse con su familia, saber su origen biológico e iniciar la búsqueda de su hermano o hermana, ya que Elena estaba embarazada de dos meses», explicó la presidenta de la institución, Estela de Carlotto, quien antes de repasar la historia del nieto 130, habló de la felicidad que produce «una lucha que da resultados positivos».

A su turno, Javier Matías agradeció a todos los que contribuyeron con para que pudiera recuperar su identidad e hizo una especial mención a su tío Roberto, «que durante 40 años nunca bajó los brazos ni perdió la esperanza».

«Yo siempre respondía que tenía la certeza de que podrían haber sido desaparecidos (sus padres), pero estaba bien con quien era y  no me convencía entrar en una búsqueda», explicó.

«Fue recién a fines de 2006 que entendí el egoísmo de mi postura. Del otro lado podía estar buscándome un hermano, un tío, una abuela. Vane (su pareja) y mis amigos tenían razón: mi tío me buscaba desde hacía 40 años», continuó. Y agregó: A los que están en una situación similar, los invito a juntar coraje y acercarse».

Sobre el reencuentro con el tío, hermano de su madre, explicó que «la carga emocional más fuerte está del lado de él». «Fue quien durante todos estos años estuvo de duelo, buscando, no bajando los brazos», indicó.

También, sostuvo que «es una caricia al alma» poder reconstruir la vida de sus padres. Pero aseguró que, a su vez, «la convicción de lucha y búsqueda no termina». «Yo necesito saber la verdad de qué sucedió con ellos. Y necesito saber si tengo un hermano o una hermana», concluyó.

En un comunicado, la organización que preside Carlotto había informado sobre el hallazgo del nieto 130 el lunes después del mediodía.

Los padres

Juan Manuel Darroux trabajó en la Prefectura entre diciembre de 1961 y junio de 1966. Entre septiembre de 1969 y mayo de 1975 hizo tareas administrativas en la Universidad de Morón, donde conoció a Elena Mijalchuk, que estudiaba para contadora.

Como contó Estela Carlotto durante la conferencia de prensa, según consta en el legajo de la Universidad de Morón, Elena rindió su primera materia en 1969 y la última en diciembre de 1976. El 5 de agosto de 1977, en el Hospital Alemán de Capital Federal, nació Javier Matías. El nombre que más le gustaba a Elena era Matías, pero agregó Javier para que el niño llevara las mismas iniciales que su padre. Al poco tiempo, la mujer volvió a quedar embarazada. Se lo contó a su madre y a su hermano Roberto. Juan Manuel también se lo había mencionado a su medio hermano Raúl Venturelli.

Las últimas noticias sobre Juan Manuel llegaron a través de sus primos Luis Molina y Domingo Carmelo Graziadio, a principios de diciembre de 1977. Se habían encontrado con él en un bodegón en la localidad de Valentín Alsina y Juan Manuel le pidió a Domingo que lo acercara hasta Paraná y Panamericana, zona norte del conurbano. Domingo lo dejó allí pero como veía que su primo estaba preocupado, dio una vuelta y volvió a pasar por el lugar. Vio que Juan Manuel discutía acaloradamente con cuatro hombres que bajaron de una Chevy azul metalizada y lo presionaron para que suba al vehículo.

Juan Manuel no aparecía y Elena no sabía dónde buscarlo. Los últimos días de diciembre de 1977, Elena recibió primero una llamada y luego una carta en la que su marido le indicaba que debía ir a Pampa entre Lugones y Avenida Figueroa Alcorta, en Núñez. El 25 de diciembre, en casa de sus padres, mostró la carta a su familia y pidió que la acercaran con su hijo al lugar. Al día siguiente llevaron a Elena a la cita. La vieron subiendo a un auto. Y esa fue la última vez que vieron a Elena y a su bebé. Cuarenta años más tarde, Roberto Mijalchuk recibió un llamado. Fue en un teléfono de línea que había dejado como referencia cuando denunció la desaparición de su hermana y que nunca dio de baja a la espera, justamente, de esa noticia.

Javier Matías

Sin saber que era el hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, un joven se acercó a la filial de Abuelas de la provincia de Córdoba. Sabía que era adoptado. En su expediente decía que el 27 de diciembre de 1977 había sido encontrado por una mujer que caminaba por la calle, en la intersección de Ramallo y Grecia, a tres cuadras de la ESMA, y cerca de donde esa misma madrugada Elena había sido vista con su bebé por última vez. El niño fue dado en adopción en Buenos Aires y en 1999 se mudó a Córdoba, donde comenzó su búsqueda.

A fines de los 80 las familias Mijalchuk y Darroux pidieron a la justicia la presunción de fallecimiento de Elena y Juan Manuel pero recién en mayo de 1999 Roberto Mijalchuk denunció la desaparición de su hermana embarazada, su cuñado y su sobrino. A partir de esa presentación, la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) abrió un nuevo legajo y comenzó a investigar el caso. Las muestras de sangre de ambas familias se incorporaron al Banco Nacional de Datos Genéticos.

En octubre de 2016 el Banco informó que el perfil del hombre coincidía con el de la familia Darroux Mijalchuk. Javier conoció a su familia. Pero no había datos sobre sus padres. Como a muchos desaparecidos, nadie los había visto en ningún centro clandestino de detención. Pero tampoco había información acerca de alguna actividad de militancia. La CONADI derivó el caso a la Unidad Fiscal Especializada para Casos de Apropiación de Niños para profundizar la investigación, que continuó investigando, y eso demoró la comunicación pública de esta restitución. «Esperamos que alguien viendo las fotos de mis padres puedan acercar un dato, algo sobre ellos», pidió ayer Javier Matías.

Portada: Estela de Carlotto junto a Matías Darroux Mijalchuk, en la conferencia de prensa. Foto  by Maxi Failla.

Revista OZ

Revista OZ es un magazine digital de información social, cultural, y de interés general. Tenemos un espíritu transformador sin fronteras. Email: contacto@revistaoz.com

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario