Poesía: Las muertes de Olga Orozco

en

Las muertes

.

He aquí unos muertos cuyos huesos no blanqueará la lluvia,
lápidas donde nunca ha resonado el golpe tormentoso de la piel del lagarto,
inscripciones que nadie recorrerá encendiendo la luz de alguna lágrima;
arena sin pisadas en todas las memorias.
Son los muertos sin flores.
No nos legaron cartas, ni alianzas, ni retratos.
Ningún trofeo heroico atestigua la gloria o el oprobio.
Sus vidas se cumplieron sin honor en la tierra,
mas su destino fue fulmíneo como un tajo;
porque no conocieron ni el sueño ni la paz en los infames lechos vendidos por la dicha,
porque sólo acataron una ley más ardiente que la ávida gota de salmuera.
Ésa y no cualquier otra.
Ésa y ninguna otra.
Por eso es que sus muertes son los exasperados rostros de nuestra vida.

Olga Orozco
La poeta y escritora Olga Orozco nació el 17 de marzo de 1920 en Santa Rosa de Toay, La Pampa, Argentina,  falleció en Buenos Aires, Argentina en 1999. Poeta y cuentista argentina que perteneció a la Generación del 40. Publicó los libros de poemas Desde lejos (1946), Las muertes (1952), Los juegos peligrosos (1962), Museo salvaje (1974), Veintinueve poemas (1975), Cantos a Berenice (1977), Mutaciones de la realidad (1979), La noche a la deriva (1984), En el revés del cielo (1987) y Con esta boca, en este mundo (1984). Escribió también dos libros de relatos autobiográficos, La oscuridad es otro sol(1962) y También la luz es un abismo (1995) y una obra de teatro: Y el humo de tu incendio está subiendo (1971).
Olga Orozco
 Olga Orozco

Lee más poesías

Revista OZ

Revista OZ es un magazine digital de información social, cultural, y de interés general. Tenemos un espíritu transformador sin fronteras. Email: contacto@revistaoz.com

Deja un comentario