Poesía ¨Desde otra realidad¨ de Gunvor Hofmo

DESDE OTRA REALIDAD

Una se pone enferma del grito que pide realidad

Estuve demasiado cerca de las cosas
de manera que me quemé al atravesarlas
y estoy al otro lado de ellas,

donde la luz no está separada de la oscuridad,
donde no se ha puesto ningún límite,
sólo un silencio que me lanza a un universo de soledad,
de incurable soledad.

Mira, me refresco la mano en hierba fría.
Esta será la realidad,
será suficiente realidad para tus ojos
pero yo estoy al otro lado
donde las briznas de hierbas son campanas
sonoras de pena y amarga expectativa.
Tengo en las manos la mano de una persona,
miro los ojos de un ser humano,
pero yo estoy al otro lado
donde el hombre es bruma de soledad y angustia.


Ay, si yo fuera una piedra
que pudiese sostener el peso de este vacío,
si yo fuese una estrella
que pudiese beber el dolor de este vacío,
pero yo soy un ser humano arrojado país fronterizo
y oigo rugir al silencio
desde mundos más profundos que este.

Gunvor Hofmo es una escritora y poeta nacida en Oslo, Noruega en 1921 y fallecida en 1995. Fue una de las poetas modernistas más importantes de su país. Publicó muchos poemas en diarios, incluyendo el periódico comunista Friheten y revistas semanales como Hjemmet. Uno de sus primeros poemas publicados lo dedicó a su gran amigo Ruth Maier.  Durante el Holocausto, Maier fue detenido, deportado y asesinado en Auschwitz, este suceso se convirtió en la tragedia central en la vida de Hofmo. Fue hospitalizada por depresión en 1943, comenzando una lucha de por vida con la enfermedad mental. Publicó 5 libros de poesía entre 1946 y 1955. En 1955 fue internada en el Hospital Gaustad, especializado para los que sufren de una enfermedad mental, como la esquizofrenia, tipo paranoide hasta el año 1971, dando comienzo a lo que se conoce como sus “16 años de silencio”. Después de su alta, entró en un período de considerable productividad, con la publicación de quince libros de poesía entre 1971 y 1994. Desde 1977 hasta su muerte, nunca salió de su apartamento en el Nordstrand de Oslo. 

Gunvor Hofmo
Gunvor Hofmo

Deja un comentario