Poesía ¨Noches salvajes¨ de Emily Dickinson

Noches salvajes…¡salvajes noches!
donde, contigo,
estas noches
¡deberían ser nuestra lujuria!

Fútiles…los vientos…
a un corazón en puerto…
hecho con el compás…
hecho con el mapa…
¡Ah, el mar!
Yo debería ser ciénaga,
esta noche, en ti.

Emily Díckinson

Nació en Amherst, 1830 – murió en 1886. Poetisa estadounidense cuya obra, por su especial sensibilidad, misterio y profundidad, ha sido celebrada como una de las más grandes de habla inglesa de todos los tiempos.

Muy pronto decidió aislarse del mundo, manteniendo contacto solamente con unas pocas amistades, como el escritor Samuel Boswell, con quien sostuvo una larga correspondencia. A los veintitrés años, Dickinson tenía conciencia de su propia vocación casi mística, y a los treinta su alejamiento del mundo era ya absoluto, casi monástico. Retirada en la casa paterna, se dedicaba a las ocupaciones domésticas y garabateaba en pedazos de papel (con frecuencia ocultados en los cajones) sus apuntes y versos que, después de su muerte, se revelaron como uno de los logros poéticos más notables de la América del siglo XIX. 

Emily Dickinson

 

Deja un comentario