Misterios: Kraken, el terror de los mares

en

El Kraken es una criatura de la mitología escandinava, del norte de Europa. Antiguamente varios marineros juraron haberlo visto en altamar y en las cercanías de Islandia y Noruega. Se lo describe como un monstruo gigante (algunos dicen que del tamaño de una isla) con muchos tentáculos, mezcla de pulpo y calamar, capaz de derribar los buques más grandes y fuertes.

Muchos sostienen que el Kraken en sí no es un peligro para el hombre por su carácter, sino porque al hundirse produce un enorme remolino que atrae a los barcos hacía las profundidades. En varios textos noruegos se describen criaturas similares desde el año 1250, pero la palabra Kraken fue utilizada por primera vez en 1735, derivando de Krake que significa pulpo en alemán.

Quienes lo vieron describen su aparición de forma similar: varias burbujas se producen en la superficie del océano, cuando el Kraken va a surgir, aparece su lomo, enorme, como una isla flotante, y sus largos tentáculos.

Misterios del Océano

Nadie sabe que hay debajo del océano, no fue explorado del todo y es imposible (por ahora) saber quienes habitan sus profundidades. Popularmente se cree que puede haber extraterrestres, sirenas, criaturas sin descubrir y muchas cosas más.

En la edad media y en los siglos XVII y XVIII eran comunes las leyendas de monstruos marinos. Los marineros hablaban de sirenas (hermosas mujeres con cola de pez), de serpientes marinas de tamaño descomunal y del Kraken ente otros monstruos marinos.

El abismo negro del océano sirvió de inspiración para Lovecraft y sus cuentos de terror. El mismo Leviatán, monstruo marino bíblico, duerme bajo las profundidades de los mares esperando el Día del Juicio Final. Y es verdad que hay criaturas de las que sabemos muy poco por vivir en una zona a la que el humano no puede llegar, como el calamar gigante.

Supuestos orígenes del Kraken

Para empezar, se cree que el calamar gigante (el cual puede llegar a medir 15 metros) es el animal que dio origen al kraken. Poco se sabe del calamar gigante. Vive en las profundidades del océano, nunca pudo ser grabado en su hábitat natural, pero se ha visto su cuerpo en las orillas de la playa y en el interior de los Cachalotes (antiguamente se creía que los calamares gigantes comían cachalotes, pero no hace mucho tiempo se descubrió que en realidad eran estas ballenas las que comían calamares gigantes).

Debido a las actividades volcánicas cerca de Islandia, el mar suele burbujear, suelen aparecer corrientes peligrosas y pueden surgir nuevos islotes. Esto es, supuestamente, lo que todos los marineros coincidían con la aparición del Kraken.

Poema de Alfred Lord Tennyson

Fue a través de este poema que se popularizó el mito del Kraken, ya que Alfred Lord Tennyson (1809-1892), poeta británico que se sentía atraído por la mitología nórdica, creó el poema en ingles, haciendo de esta forma que mucha gente se enterará de la leyenda del Kraken.

Kraken, el fabuloso monstruo marino

“Bajo los truenos de las superficie,
en las honduras del mar abismal,
el Kraken duerme su antiguo, no invadido sueño sin sueños.

Pálidos reflejos se agitan alrededor de su oscura forma;
vastas esponjas de milenario crecimiento y altura
se inflan sobre él, y en lo profundo de la luz enfermiza,
pulpos innumerables y enormes baten
con brazos gigantescos
la verdosa inmovilidad,
desde secretas celdas y grutas maravillosas.

Yace ahí desde siglos, y yacerá,
cebándose dormido de inmensos gusanos marinos
hasta que el fuego del Juicio Final caliente el abismo.

Entonces, para ser visto una sola vez por hombres y por ángeles,
rugiendo surgirá y morirá en la superficie”

Revista OZ

Maximiliano Ezequiel Petazzi es colaborador de Revista OZ, estudiante de comunicación social y letras en la UNLZ, escritor de fantasía y ficción.

Deja un comentario