Misterios: Duendes y seres mágicos de las cuevas

Cuando pensamos en seres Feéricos, pensamos en bosques frondosos y hermosos jardines decorados, en lagos de aguas cristalinas y profundos mares azules. Pero la verdad es que estos seres habitan en tan variados paisajes…

Algunos prefieren los pantanos, los desiertos e incluso el interior de los volcanes. Muchos, otros, se sienten atraídos por el Elemento Tierra, y deciden vivir en agujeros y oscuras cavernas.

Sin ir más lejos, uno de los seres mágicos más conocido es el Dragón, y los dragones aman las cuevas, solitarias, oscuras, amplias. Allí guardan sus tesoros, duermen y sueñan.

Otros seres son los ogros y los trols. Varios relatos medievales cuentan que se escondían en las cavernas y que allí preparaban sus hechizos y sus comidas; además de encerrar a sus víctimas.

Y no podemos olvidar los Reinos de los Enanos. Famosos mineros y herreros que reinan bajo la superficie terrestre.

Gnomos, Elementales de la Tierra

 Paracelso era un famoso alquimista que vivió en años posteriores a la edad media. El estableció que cada elemento (Agua, Tierra, Fuego y Aire) era regido por un Elemental:

Los Elementales del Agua son las Ondinas

Los Elementales del Fuego son las Salamandras

Los elementales del Aire son las Sílfides

Y, los Elementales de la Tierra son los Gnomos

Hay que diferencia la imagen de gnomo que comúnmente vemos en las tiendas y en los libros. El gnomo con gorro rojo y traje azul fue establecido por Wil Huygen e ilustrado por Rien Poortvliet para sus libros Los Gnomos. Estos gnomos, de los que hay muchas clases diferentes, son seres elementales comunes y con una vida totalmente diferente a la de los Gnomos como Elementales que rigen la Tierra.

Los Elementales de la Tierra son pequeños, robustos y andan desnudos. A veces llevan barbas, a veces su cuerpo está mezclado con las rocas y con los minerales. Como C.S. Lewis lo plasmó en Las Crónicas de Narnia: La Silla de Plata, se encargan de cuidar y de proteger la Tierra de la deforestación del hombre; y suelen comer diamantes, zafiros y amatistas (entre otras cosas).

Los gnomos tienen mucha similitud con los duendes, así como las ondinas la tienen con las sirenas. Muchos duendes se encargan de proteger la naturaleza del hombre, sin embargo, esta imagen está ligada a los bosques.

Pero hay muchos duendes que no viven en lugares de densa vegetación, sino en cuevas rocosas, como estos pequeños de Galicia.

Duendes mineros

Los enanos gallegos son duendes que pertenecen al norte de España, a la zona de Galicia. Algunos dicen que fueron llevados allí por los antiguos Celtas.

Estos seres viven en agujeros profundos y en las cuevas. Su trabajo es la minería y proteger la riqueza mineral de la ambición del ser humano.

A veces le juegan bromas, asustan a los mineros humanos. Otras veces pueden ser más crueles. Sin embargo, tienen un gran corazón y pueden rescatar personas perdidas en las cavernas o aquellas que hayan quedado sepultadas bajo los escombros.

También dan señales a los mineros, si una cueva esta por derrumbarse. Aunque a veces ellos fingen que va a derrumbarse para ahuyentarlos de su hogar.

Su mayor tarea, como la de muchos (no todos) seres elementales es proteger el mundo de las manos del hombre.

Revista OZ

Maximiliano Ezequiel Petazzi es colaborador de Revista OZ, estudiante de comunicación social y letras en la UNLZ, escritor de fantasía y ficción.

Deja un comentario