La historia real de Moby Dick, la ballena blanca

en

Moby Dick, la famosa Ballena Blanca y Asesina, que muchos recordamos de alguna de sus tantas adaptaciones cinematográficas, o de la hermosa novela, publicada en 1851, de Herman Melville, parece haber existido. Y parece haber estado al Sur de América.

Recordemos brevemente la historia para ir a los hechos reales. Es posible que te encuentres con spoilers, así que si no has leído el libro, ni visto sus películas o la famosa parodia representada por Tom y Jerry, ten cuidado al seguir leyendo.

La monstruosa Ballena Blanca

“Pueden llamarme Ismael” así comienza la novela escrita por Melville. Y en esta nos metemos en una travesía de aventuras y búsquedas, no sólo al nivel fantástico y marino, sino también en un mundo más oscuro y siniestro que es el psicológico.

Vemos navegar al Pequod, el barco ballenero del Capitán Ahab, mientras persigue una gigantesca ballena blanca. La cuál muestra heridas de diferentes batallas.

Conocemos una tripulación misteriosa y tenebrosa. Conocemos la desdicha de Ahab y su camino de venganza. Y un desenlace que será recordado por las múltiples adaptaciones de esta historia.

Novela escrita por Malville, publicada en 1851.
El Ballenero Essex

La novela estuvo inspirada en la experiencia como marino de Herman Melville, pero también en un hecho real ocurrido al Sur de Chile.

Recientemente Ron Howard dirigió una película titulada “En el Corazón del Océano” contando la historia del Ballenero Essex. Un barco norteamericano de 238 toneladas y 27 metros de eslora  que fue hundido por un cachalote en el sur del Océano Pacífico.

Según los datos de la época el Essex se encontraba cazando cachalotes cuando un cachalote albino de tamaño anormal embistió el barco dos veces y lo hundió. Los tripulantes naufragaron con escasos suministros y terminaron en la Isla Henderson, una isla británica que se encontraba deshabitada.

Se dieron cuenta que no podían sobrevivir allí mucho tiempo. Algunos decidieron quedarse en la isla pero otros embarcaron en pequeños botes hacía el mar.

Pero el alimento comenzó a escasear, muchos murieron y fueron sepultados en el oscuro océano. Pero al pasar los días, el Capitán Pollard, junto con sus tripulantes, recurrieron al canibalismo con los cuerpos de aquellos marineros que dejaban este mundo.

Al pasar los día, pocas personas quedaban en los botes y no había comida. Por esta razón, decidieron hacer un sorteo, y el hombre que quedaba seleccionado debía sacrificarse para que los demás sobrevivieran. También había otro sorteo para decidir quién sería el ejecutor del ganador del sorteo anterior.

Pollard había jurado proteger a su sobrino Owen, pero Owen salió sorteado para ser sacrificado. Pollard fue uno de los dos sobrevivientes del ballenero, y junto al otro marinero explicaron que lograron sobrevivir royendo los huesos de los demás tripulantes, incluido Owen.

Fueron rescatados a los 95 días del hundimiento y llevados a Valparaíso donde se encontrarían con otros sobrevivientes.

Esta historia fue publicada por algunos de los sobrevivientes y por alguna entrevista dada para un diario de New York. Fue así como la historia llegó a oídos de algunos escritores que la tomaron como fuente de inspiración.

Imágen de la película ¨En el corazón del océano¨
Imagen de la película ¨En el corazón del océano¨
Mocha Dick

Se cree que fue este cachalote el causante del hundimiento del Essex. Un cachalote macho, albino y de gran tamaño, que rondaba la Isla Mocha al sur de Chile.

Se dice que era muy grande y muy fuerte. Que era capaz de dar vuelta pequeñas embarcaciones con su aleta caudal y que había sobrevivido a una cien batallas contra balleneros, las cuales les dejaron marcas y cicatrices.

Luego de su primer avistamiento y de ser capaz de sobrevivir se volvió famosa. Su piel blanca, su tamaño y su actitud fueron relatadas en las historias de distintos marineros; y fueron muchos los que fueron a tratar de cazarla.

Pero también se cuenta que era un animal dócil, que navegaba tranquilo cerca de los barcos hasta que era atacado o atacan a los cachalotes. Era el terror de los balleneros. Rugía y se revolvía en el mar. Incluso podía sacar todo su cuerpo del océano a través de saltos.

Moby Dick
Imagens by I. W. Taber, Wikimedia Commons // Public Domain

El explorador J.N. Reynolds sostiene que Mocha Dick murió en 1838 al tratar de ayudar a una hembra angustiada por la muerte de sus crías por parte de distintos balleneros.  Se dice que medía 24 metros de longitud, que su cuerpo tenía viejos arpones clavados, y que de su cuerpo se obtuvieron 100 barriles de aceite y Ámbar Gris.

Revista OZ

Maximiliano Ezequiel Petazzi es colaborador de Revista OZ, estudiante de comunicación social y letras en la UNLZ, escritor de fantasía y ficción.

Deja un comentario