Halloween: Paganismo, Cristianismo y Terror

en

Durante este mes se festeja Halloween, algunos en Argentina se quejan de que la fiesta no es patria (¿acaso la Navidad lo es?), otros salen a disfrazarse sin tener idea de donde proviene la celebración; y muchos otros piensan que es una fiesta de demonios y magia negra.

Halloween es una antigua celebración pagana de origen Celta, la cual se fue mezclando con celebraciones cristianas. Cuando la iglesia quiso convertir a todos los paganos en cristianos, se cambiaron fechas y celebraciones cristianas a las mismas fechas que las paganas, esto hizo que muchas costumbres se mezclen y que la transición pagana a cristiana sea más leve. Un ejemplo de esto es Navidad.

Los Celtas creían que durante el 31 de octubre hasta el 8 de noviembre la frontera entre el mundo de los vivos y el mundo se los muertos se volvía difusa. Ambos planos se conectaban y los espíritus de los muertos y del más allá vagaban por estas tierras.

De Samhain a la Víspera de Todos los Santos

Samhain es la festividad Celta que hoy conocemos como Halloween. Durante el 31 de octubre y el primero de noviembre se festeja el final de la temporada de cosechas y el “Año nuevo”. Era una etapa de transición, el final del verano, y la llegada del otoño.

Durante estas celebraciones se encendían fogatas, se vestían con pieles y cabezas de animales y se realizaban ritos guiados por los sacerdotes druidas. Los druidas creían en los espíritus de la naturaleza, adoraban a la naturaleza, al igual que las brujas, considerabas sabias y benévolas por esta cultura y convertidas en horribles sirvientes del diablo por las creencias cristianas.

Se cantaba y se saltaba alrededor del fuego, se comía y bebía en grandes cantidades y luego se retiraban a sus hogares, purificados. Un nuevo ciclo había terminado y otro había comenzado. La cosecha sobrante era ofrendada.

Halloween by Lordhannu

La iglesia cambió su celebración del Día de Todos los Santos (para honrar a todos los santos sin un día propio) al 1 de noviembre y este se mezcló con el Samhain. Y es de aquí de donde proviene la palabra Halloween: All Hallows’ Eve, ‘Víspera de Todos los Santos’.

El Día de Todos los Muertos y el Día de las Almas se celebra un día después del Día de Todos los Santos. Durante el 2 de noviembre actualmente se visitan tumbas de familiares y conocidos, se les da ofrendas, comida y bebida, ya que se cree que durante ese día los espíritus de los muertos pueden volver con sus seres queridos. El Día de Todos los Muertos en México se mezcló también con tradiciones de indígenas mesoamericanos.

Día de los muertos en México
¿Dulce o Truco? y calabazas luminosas

Durante el 31 de octubre al 8 de noviembre muchos espíritus deambulaban por las calles y podían llegar a visitar distintas casas. Por esta razón se ahuecaban nabos y se les encendía una vela en su interior. Estas lámparas servían apara espantar a los malos espíritus y para guiar a los seres queridos a sus hogares. Cuando los irlandeses llegaron a Estados Unidos, descubrieron que era más fácil ahuecar calabazas.

Entre esos espíritus deambulaba el Cat Sidhe, un espíritu de gato negro con una mancha en el pecho. Se creía que podía robar el alma de los muertos y se acostumbraba a dejarle un platito con leche en las puertas de las casas como ofrenda, ya qué podía lanzar una maldición sobre aquel hogar que no le haya dejado leche.

Posteriormente, durante el Día de las Almas se acostumbraba a pedir Pan de Alma de casa en casa, mientras más panes juntaran más oraciones podían realizar por sus seres queridos. Esta tradición cristiana junto con las creencias celtas da origen al “Dulce o Truco”.

Dulce o truco en Halloween
Dulce o truco en Halloween
Jack, el tacaño

Existe un mito popular de un granjero irlandés, borracho y apostador, que fue capaz de engañar al diablo tres veces, luego de venderle el alma y hacerle prometer que nunca lo aceptaría en el infierno. Pero a la hora de morir, por su estilo de vida tampoco pudo ir al cielo. Por esta Razón, Jack, fue condenado a vagar eternamente entre las sombras, pero el diablo a modo de burla le ofreció una calabaza linterna como obsequio. Pueden leer el mito completo aquí: 

Actualmente, Hallowen se festeja con calabazas (que sirvió para guiar a los difuntos) con la costumbre de disfrazarse (proveniente de los antiguos celtas), pidiendo dulces (como antaño pedían ofrendas) y con el mundo oscuro y de terror que recuerda a los espíritus que deambulan por las calles y por nuestros hogares.

Revista OZ

Maximiliano Ezequiel Petazzi es colaborador de Revista OZ, estudiante de comunicación social y letras en la UNLZ, escritor de fantasía y ficción.

Deja un comentario