Medio Ambiente: Desierto verde un documental sobre la producción de alimentos

Desde Revista OZ te recomendamos ver Desierto Verde, un largometraje documental sobre la producción de alimentos, que descubre los mecanismos actuales de la industria agropecuaria. Plantea la necesidad de visibilizar problemas asociados a este negocio, como la deforestación, la desertificación de los suelos y la contaminación con herbicidas, insecticidas o fungicidas, los llamados popularmente “agrotóxicos”.

Ulises de la Orden
Ulises de la Orden, director y productor argentino

Charlamos con el director de esta película, Ulises de la Orden, quien también es guionista y productor. Nació en Buenos Aires en 1970. Egresado de la Universidad del Cine, FUC. Docente en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, ENERC. Dirigió cuatro largometrajes: Río Arriba, Tierra Adentro, Desierto Verde y Mujer Entera, Chaco y Amanecer en mi tierra, y la recientemente estrenada Nueva mente(Podés leer la nota sobre Nueva mente)

RRS: en tu trabajo ¨desierto verde¨, lograste acompañar a los vecinos de Ituzaingo, córdoba. qué conocimiento te dejó ese trabajo, ¿cuál es el camino para limitar el AGRO-NEGOCIO y apostar a la AGRO-ECOLOGÍA sustentable, a otro paradigma en la siembra, menos contaminante y perjudicial para todos?

Ulises de la Orden: Hay experimentos que se vienen haciendo dentro de lo que es la agro-ecología. Hay un menu de problemas muy variados dentro de este tema. Recuerdo que Andrés Carrasco decía que el problema es la tecnología, la modificación genética de la semilla ahí está el problema y yo creo que es así, si no hubiera una modificación genética de la semilla, todo lo demás no ocurriría.

Pero a la ves hay un problema mucho mayor, hay que pensar que a finales de la década del 90 los chacareros de la provincia de Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires, los pequeños campesinos estaban todos fundidos, y de repente ahora con este sistema no laburan,  le arriendan los campos a los pooles sojeros, andan en auto nuevo, lo pueden cambiar todos los años, viven del alquiler del campo, ¿cómo le explicas a ese tipo que tiene que dejar de hacer lo que hace?, es muy complejo.

He estado frente a frente con tipos que se fumigan así mismo, y uno de los resultados más inmediatos son los abortos a repetición, sus mujeres tienen abortos espontáneos porque el glifosato atenta directamente contra el desarrollo de la criatura, entonces hay parejas que buscan tener familia, viven dentro del campo y no quieren entender el problema, hay un problema económico que es muy difícil de desarticular.

Hay excelentes proyectos que se están haciendo como el de Naturaleza Viva en Santa Fé y un montón más, pero hay otro problema muy grande que es la logística. La cuestión del silo bolsa le permite guardar la semilla, tiene un capital enorme que puede vender cuando quiere, sabe los precios de la soja, cuánto cotiza la tonelada de soja en Chicago, y si quiere, tiene un camión en la puerta que la lleva hasta el puerto de Rosario. Si ese mismo tipo empieza  a hacer una producción diversificada, es complejo comercializarlo.

¨Lo que yo digo es que si la cantidad de dinero, inteligencia y conocimiento, que se pone en la producción agro industrial, si toda esa fuerza se pusieran en realizar una producción diversificada, no una producción de commodytis, sino una producción de alimentos, podríamos venderle al mundo alimento de primera calidad. Sin embargo estamos vendiendo proteínas y de la peor calidad, que ni siquiera se la comen en China es forraje para los animales. Desierto verde es contar la historia y dejar el granito de arena¨. 

Ulises de la Orden

Agrotóxicos:

En Argentina se usan 107 plaguicidas prohibidos en el mundo. El 33% de ellos es considerado “altamente peligroso” por la OMS. Contaminan los recursos y producen muertes silenciosas. El mercado de agroquímicos y semillas avanza contra el paradigma de la agroecología.

En Ituzaingó Anexo -barrio en los márgenes de la ciudad de Córdoba, Argentina- lindero a campos de soja, cientos de personas mueren de cáncer al ser envenenados por pesticidas. Alertadas por la salud de sus familias y la comunidad, un grupo de mujeres comenzará a reunirse para realizar acciones conjuntas. Al tomar trascendencia el “mapa de la muerte” que ellas elaboran, por primera vez, comienza un juicio sin precedentes.

MIRÁ EL DOCUMENTAL COMPLETO

Dirección de Producción: PAULA ASPRELLA

Producción Ejecutiva: ULISES DE LA ORDEN, CARLOS BARRIENTOS

Música: ERNESTO SNAJER

Dirección de Sonido: BASAVILBASO

Dirección de Fotografía: ALEJANDRO REYNOSO

Guión: MARIANO STAROSTA

Montaje: GERMÁN CANTORE (SAE)

Dirección: ULISES DE LA ORDEN

MÁS DATOS SOBRE Las muertes silenciosas de Ituzaingó

En Córdoba existe la Ley 1208 aprobada en 2014 que legisla la política ambiental, y en ella se prevé específicamente en el artículo tercero, la creación de una fiscalía especializada en delitos fiscales. Lleva ya cinco años sin materializarse, “eso muestra la falta de voluntad de darle a estos temas un marco de superioridad”, dice el ex fiscal Carlos Matheu quien siguió muy de cerca el reclamos de las madres de barrio Ituzaingó Anexo, cuando en el 2001, preocupadas por la notoria cantidad de casos de cáncer entre los vecinos, sin entender mucho por dónde empezar a cuestionar, se movilizaron por el derecho a vivir libres de fumigaciones. Trascendió que finalmente el juicio comenzaría, tras casi dos décadas de espera, en febrero de 2020, pero nadie hasta el momento salió a confirmarlo.

Matheu actualmente está jubilado y en los últimos años como funcionario público esperó por la concreción de la nueva fiscalía para poder abocarse de lleno a los casos de daños al medioambiente. Se cansó, pidió la jubilación y creó una fundación desde donde trabaja en causas como la contaminación del lago San Roque, o el caso de presencia de abesto en el colegio Garzón Agulla.

¿Qué representa el caso de la lucha de los vecinos de barrio Ituzaingó?

Este caso es el originario. La denuncia se realizó en el año 2002 presentado por la Fundación para Defensa del Medio Ambiente (Funam), donde está el biólogo Raúl Montenegro. Él junto a muchos vecinos del barrio, que varios ya murieron, se pusieron este tema al hombro.

En el 2008 el fiscal Carlos Matheu tuvo otra denuncia que la hizo en ese entonces el subsecretario de la Municipalidad de Córdoba, informando que el 1 de febrero de 2008 habían fumigado en esa zona. Empezó a investigar y en un año elevaron la causa a juicio, se llevó adelante el proceso y lograron la condena.

Se condenó a Francisco Parra, un productor agropecuario y Edgardo Pancillo, que fue el fumigador aéreo. Ambos fueron condenados a dos años de prisión en suspenso, con tareas comunitarias en centros con personas con cáncer. El Tribunal Superior confirmó la condena y sentó jurisprudencia. La apelación llegó a la Corte Suprema y ahí también se avaló la condena, rechazó el recurso y quedó firme el fallo. Ese peregrinaje sentó precedente. Ese juicio fue un apéndice del reclamo que al día de hoy lleva 17 años esperando.

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa Zoom a la tierra, por FM 89.3. Coordina Talleres de Escritura Creativa. Es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

(Visited 138 times, 1 visits today)

Deja un comentario