Mudial Rusia 2018: Quedan 8 selecciones

Cómo tantas y tantas otras veces a lo largo de la historia de los mundiales, éste de Rusia, pese a todas las sorpresas que nos ha brindado, en momentos de llegar a instancias definitorias, vuelve a ofrecernos una definición mano a mano entre Europa y Sudamérica. Seis selecciones europeas (Bélgica, Croacia, Francia, Inglaterra, Rusia y Suecia) y dos sudamericanas (Brasil y Uruguay) son las que quedan en competencia.

De hecho, son contadas las ocasiones en que una selección de otra región que no sea una de estas dos, llegó a la instancia de estar entre los ocho mejores. Corea del Sur hizo historia en 2002 al convertirse en la primera selección fuera de Sudamérica y Europa en llegar a semifinales de un Mundial. Antes y después, Corea del Norte (1966), México (1986), Camerún (1990), Estados Unidos y Senegal (2002), y Ghana (2010) son los otros combinados que lograron meterse entre los 8 mejores, mezclándose con europeos y sudamericanos.

La hazaña de Bélgica By EFE/EPA/FRANCIS R. MALASIG EDITORIAL USE ONLY

En estos cruces de octavos, estuvo cerca –dolorosamente cerca- el enjundioso y sorprendente Japón, que a falta de 20’ minutos le iba ganando 2 a 0 a Bélgica, una de las selecciones que mejor juego había desplegado hasta entonces. Sin embargo, los belgas, habitualmente señalados como un conjunto de individualidades talentosas, pero un tanto “pechos fríos”, empataron el partido con más empuje que fútbol, y liquidaron el partido en los descuentos con un contragolpe fulminante que debería ser estudiado en los manuales de fútbol. Con su victoria 3 a 2, demostraron que pueden apelar al carácter cuando el fútbol se complica, virtud que será necesaria contra Brasil en cuartos de final.

Selección de Brasil
Selección de Brasil

Precisamente Brasil, se enfrentó a otro rival “extra-zona”, pero ya habitual de estas instancias: México. Los aztecas se habían puesto como meta poder llegar a Cuartos de Final, poniendo fin a una sucesión de 6 eliminaciones consecutivas en Octavos de Final (de 1994 a 2014 han pasado la fase, para quedar eliminados en el siguiente partido)… pero en su caso, parece que no hay 6 sin 7, y el equipo liderado por Neymar fue demasiado para los mexicanos, quienes seguramente complicaron su chance de pasar al quinto partido, cuando perdieron con Suecia en el último partido de la fase de grupos.

Una Suecia que ganó su partido a Suiza por 1 a 0, en un partido, que dadas las características de ambos, no admitía más resultados que un empate clavado o un ganador por una diferencia exigua. La solidez de la defensa sueca hizo la diferencia sobre el atisbo de superior talento ofensivo que tiene Suiza, a la que le faltaban dos titulares en su zona defensiva.

Selección de suecia
Jugadores de Suecia festejan pase a cuartos de final

Mucho más emocionante fue el cruce entre Colombia e Inglaterra, con los cafeteros logrando el empate “in extremis” con un nuevo gol de Yerri Mina, zaguero y goleador. La definición por penales, resultó agónica, y dio la victoria a los ingleses, que por primera vez en 12 años lograron pasar la instancia de Octavos de Final. De paso, se convirtieron en la única selección campeona del mundo que sigue adelante por ese lado del fixture.

Selección inglesa le gana en penales a Colombia

Esto fue posible debido a la mayor sorpresa que nos dejaron los Octavos de Final: ¡la eliminación de España a manos de Rusia! Está bien que ser locatario siempre otorga un plus de cara a la competición.  Pero aunque Rusia había sorprendido en la fase de grupos, con mejores resultados de los esperados, su derrota en el último partido contra Uruguay, y la calidad del juego español, hacía que los pronósticos previos estuvieran absolutamente volcados hacia una victoria de la selección ibérica. Sin embargo, aun manteniendo su juego atildado de toque y toque, el mismo se ha vuelto progresivamente intrascendente. Y tener la pelota sin saber atacar, ni ser contundente, equivale a ser inoperante e intrascendente. Seguramente el cambio de técnico a dos días del debut haya influido en estos resultados, pero pareció una selección en la que los recambios generacionales no han estado a la altura de sus antecesores. La eliminación por penales seguramente duele, pero al igual que en el caso alemán, no debería llevar a grandes cambios en un proyecto deportivo ordenado y a largo plazo, que ha sabido obtener resultados, y –probablemente- los vuelva a obtener.

España eliminada
España eliminada por el anfitrión del mundial

Los dueños de casa se cruzarán con Croacia, quien también debió llegar a los penales para eliminar a una Dinamarca trabajadora y aplicada, pero poco imaginativa y menos resolutiva. Los croatas, talentosos como son, son capaces de pintarle la cara a cualquiera… como de complicarse la vida con cualquiera. Si están inspirados, le pueden hacer varios goles a Rusia, y si no, caerán en la misma ineficacia que España.

La otra selección ibérica, el Portugal del archifamoso e hiper mediático Cristiano Ronaldo, también quedó eliminado, al perder 2 a 1 contra Uruguay. En un partido entre dos selecciones a las que habitualmente no les gusta tener la pelota, ni la responsabilidad de llevar adelante el juego, el gol tempranero de Uruguay (una maravilla entre Cavani y Suárez que también debería ser incluida en los manuales de Fútbol) le permitió a La Celeste jugar el partido de la forma que le queda más cómoda, y le dejó pelota y responsabilidad a Portugal. La marca encimada y escalonada sobre su principal figura, los desafió a buscar por otros medios, pero, anulado (y ofuscado) Ronaldo, el empate transitorio llegó por una jugada de pelota quieta, donde los lusitanos también son fuertes. Siete minutos más tarde, otro contragolpe letal de Uruguay, lo volvió a poner en ventaja, y de ahí en adelante el partido fue casi un monólogo portugués, pero repetido e intrascendente, bien bancado por una de las defensas más sólidas (junto a la sueca y la brasileña) del campeonato.

Uruguay le gano a Portugal

Para el final, he dejado el partido que abrió estas series de Octavos: Argentina- Francia. Una Argentina, que sin jugar bien (salvo a ratos contra Nigeria) logró clasificar, y se suponía, eso podía entonar a jugadores y cuerpo técnico. Se enfrentaba a una Francia que en la fase de grupos había sido más utilitaria que espectacular. E partido comenzó de la peor manera para la albiceleste, que pasados los 10 minutos, dejó un espacio grande como una estancia para la corrida de Mbpapé, juvenil muy talentoso, que suma una capacidad atlética de velocista olímpico. Lanzado en carrera, nadie acertó a pararlo durante 60 metros, hasta que Rojo, lo derribó dentro del área. El penal lo transformó en gol Griezman. De ahí en adelante, hubo una superioridad gala, nunca concretada en el marcador, hasta que sobre el final de la primera mitad, Di María, metió un golazo de afuera del área. Para alimentar la ilusión, apenas iniciada la segunda parte, Mercado… ¡sí, Mercado!, apareció dentro del área como si fuera un 9, y metió el 2 a 1 para Argentina. En apenas unos minutos el partido había cambiado radicalmente, y parecía que Argentina se hacía con el control del partido frente a una desorientada Francia… sin embargo, llegó otro golazo de afuera del área, esta vez por parte del lateral derecho de Francia, y con el 2-2 (que hasta ese entonces no se veía venir) Francia pareció sacudirse su letargo, y las dudas y la improvisación parecieron volver a ganarle la partida a los jugadores argentinos, que encima, sufrían el problema de no tener una referencia clara de área (a Sampaoli se le ocurrió hacer jugar a Messi de “falso 9”) y a Messi muy bien controlado por Kanté, un cinco que es un motorcito. Ausente Messi, Mbpapé tomó el rol de figura del partido, y terminó –él solito- por enloquecer y desmoronar a la, ya de por sí, endeble defensa argentina (con la excepción de Otamendi) y en pocos minutos Francia estaba arriba 4 a 2. En los descuentos, Agüero –que había entrado- puso el tercero de Argentina, y alimentó la esperanza de un posible milagro, que se esfumó con el pitido final del árbitro. No se pudo dar, pero Argentina, con sus limitaciones, sus nervios, sus improvisaciones, cayó peleando de pie, contra un rival mejor armado, y al que el planteo táctico, le vino de maravillas.

Argentina fuera del mundial, pierde 4-3 con Francia.
Así las cosas, los cruces de Cuartos serán los siguientes:

Viernes: Uruguay-Francia (11:00) y Bélgica-Brasil (15:00)

Sábado: Croacia-Rusia (11:00) y Suecia-Inglaterra (15:00)

Revista OZ

Rodrigo Tisnés es colaborador de Revista OZ, nació en Rocha, Uruguay, escritor, periodista, estudió ciencias políticas, coordina un taller literario en el Centro Cultural Ricardo Rojas, de la UBA.

Deja un comentario