El arte y la política se unen en un grito: ¡Arte Urgente!

 “Arte urgente”, realizó una acción relámpago de activismo artístico en el predio de la ex ESMA. El mismo fue organizado por un grupo de trabajadores, de diferentes instituciones nucleados en ATE Capital y en el que participaron más de 60 colectivos artísticos, referentes de organismos de derechos humanos, artistas y militantes políticos . Sindicales y culturales ligados al arte.

Se realizaron diversas actividades organizadas en diferentes edificios y hasta en las pequeñas calles internas del enorme predio. A través de la herramienta del arte, hubo performances, intervenciones artísticas, actividades audiovisuales, gráficas y fotográficas entre otras. Se tocaron temas relativos al feminismo (como preludio al 32° Encuentro Nacional de Mujeres), la situación actual de los medios alternativos y hegemónicos y por supuesto, la desaparición de Santiago Maldonado. En el cierre del encuentro se realizó una asamblea abierta para compartir reflexiones y conclusiones acerca de las temáticas tratadas.

El cuerpo como hogar del arte político

Uno de los ejes del encuentro es el cuerpo.  Las performances, protagonistas del encuentro, se destacaron tanto como herramienta artística y política. Articulando elementos como el baile, la actuación y la música, pudieron mostrar el valor del cuerpo, interpelando y movilizando al espectador.  A través del diálogo con el cuerpo, diferentes colectivos invitaron al público a unirse a la lucha con ellos. 

La imagen habla

Otro de los ejes del encuentro fue “lo alternativo” de la mano de proyecciones audiovisuales. Cotidianamente nos vemos invadidos del discurso hegemónico que lanzan los medios y nos encontramos encerrados en una misma manera de ver el mundo. Este encuentro combate ese hecho, a partir de cortos que muestran una mirada alternativa. Un ejemplo de esto es la serie “Manifiesto” – que constará de 6 capítulos- de Liliana Herrero, con la participación de Rita Cortese, Cristina Banegas, Carolina Papaleo, entre otras.

Otro ejemplo es una tela intervenida por las mujeres que participan del Taller de Diseño Textil, la unidad 47 de José León Suárez. Presentándose como un lugar donde se encuentran sus singularidades, palabras y dibujos, la tela en sí es una invitación al espectador a participar y a continuar el diálogo colectivo.

El nuevo rol del arte

El objetivo del encuentro fue encontrar nuevos modos de exponer, a través de prácticas creativas, la nueva realidad que nos rodea. En oposición al rol tradicional del arte- únicamente estético y contemplativo- el activismo artístico busca modificar la realidad, corromperla, intervenirla, tanto de una manera artística, como también social y política.

Revista OZ

Florencia Orué es colaboradora de Revista Oz, estudiante de Ciencias de la Comunicación UBA , y de Crítica de las Artes en UNA.

Deja un comentario