Entrevista a Malena Noguer, directora de ¨La educación en movimiento¨

Revista OZ tuvo una charla exclusiva con Malena Noguer, directora, junto a Martín Ferrari del documental ¨La educación en movimiento¨, realizado tras recorrer varios países, durante un año y medio. El recomendado documental busca problematizar el sentido de la educación, desde las vidas y voces de los protagonistas, y abrir el debate sobre qué educación queremos, y para qué sociedad.

¿Cómo surge la idea de hacer este documental?

Malena Noguer: Surge de un Movimiento Social, Martín Ferrari y yo nos conocimos en un bachillerato popular, que es Ñaderoga, (nuestra casa en guaraní), hay más de 20 escuelas en todo el país para terminar la secundaria. Surgieron en el 2001, en organizaciones sociales y en fábricas recuperadas, y son experiencias que toman la educación popular y nace en los movimientos. Desde ahí nos empezamos a preguntar qué está pasando con la educación y los movimientos en otros territorios, más allá de Buenos Aires, más allá de Argentina, en nuestra América.

Martín ferrari y Malena Noguera directores del documental
Martín Ferrari y Malena Noguera directores del documental, en la camioneta que fue su casa durante el recorrido

¿Cómo fue elegir el recorrido, contactarse con la gente en el territorio, la planificación previa?

Malena Noguer: Hace cuatro años que empezó el proyecto escribiéndolo, y juntándonos con referentes de los movimientos, de la educación, a pensarlo juntos y esas personas empezaron a abrir contactos. Nosotros teníamos algunos movimientos pensados y les escribíamos en ese momento pero parecía una locura, porque les estábamos diciendo que un año después íbamos a estar llegando desde Argentina hasta Colombia en una camioneta, a filmar un documental, nosotros que no veníamos del mundo audiovisual. Hubo una primera parte que fue antes, pero fue durante el rodaje que comenzaron a abrirse muchas más puertas. Algo clave fue que decidimos que en cada movimiento en cada escuela que estuvimos, teníamos que editar y devolverles un cortometraje, eso fue de los momentos más hermosos del viaje, de hacer que sea más participativo.

Esto lo fueron publicando en la página de la película

Malena Noguer: Sí, porque el objetivo del documental y de los cortometrajes es que sean materiales de proyección para el debates. Los cortometrajes los fuimos subiendo a la página durante el viaje y ya se empezaron a usar mientras nosotros estábamos de viaje. Llegamos a Popayá, Colombia donde un pedagogo al día siguiente iba a usar uno de nuestros videos en sus clases, empezaba a andar.

Malena Noguer en pena filmación del documental
Malena Noguer en plena filmación del documental

¿Cuáles fueron las sensaciones en este recorrido, en ese encontrarse con el otro, y con todo lo que fueron generando?

Malena Noguer: Fue muy intenso todo, imaginamos 6 meses de viaje y rodaje, y terminó siendo un año y medio, 500 días. Era manejar, viajar, llegar a estos lugares, conectar con las costumbres, las comidas, los tiempos de cada lugar, no es lo mismo los tiempos en Bolivia para entrar en confianza para poder filmar, todo eso implicó mayor tiempo de viaje, fue una transformación.

¨El viaje fue una expedición pedagógica, fue formativo para nosotros¨

En el documental se puede ver que los movimientos sociales toman la educación en sus manos para construir un sujeto colectivo, no un sujeto del mercado, muchos lo remarcan, ¿qué nos podes contar sobre esto?

Malena Noguer: Yo creo que desde la conquista de latinoamérica las opresiones que vivimos tienen similitudes en todo el continente, el capitalismo avanza, el patriarcado avanza, el colonialismo avanza y esos son rasgos que encontramos en todo el continente, tiene que ver con eso. Entonces ese proyecto colectivo está en pos de la transformación social, los movimientos primero se organizan frente a los conflictos y opresiones en que vivimos y después vienen los proyectos educativos para formarnos para enfrentar esos conflictos.  

Tomando un ejemplo, la experiencia de las mujeres que comenzaron el proyecto educativo en las cárceles, y luego lo continuaron de este lado de las rejas ¿Cómo viviste la experiencia de esas mujeres?

Malena Noguer: Fue hermosa, porque por ejemplo Blanca se transformó, podemos ver las transformaciones más macro, pero también lo podemos ver en las transformaciones de las personas individuales que cambian las vidas. Blanca no sabía leer, ni escribir, y ahora está trabajando, aprendiendo, organizándose con las compañeras, combatiendo el machismo.

Eso fue muy notable, el machismo atraviesa toda latinoamérica, y cada mujer lo percibe, y cuando se encuentran con otras mujeres es como un despertar para algunas

Malena Noguer: Sí, exacto, también en mucho de estos movimientos se están planteando como hacer una educación anti Patriarcal. Por ejemplo en Brasil, el Movimiento Sin Tierra, los jardines surgieron porque las mujeres decían, ¨nosotras no podemos ir a las asambleas porque tenemos que estar cuidando a nuestros hijos, y nuestras hijas y los que terminan decidiendo son ustedes los hombres¨, entonces se organizaron y surgieron los jardines. También porque el feminismo plantea ¨lo personal es político¨ y los movimientos sociales latinoamericanos también, no quieren esperar a que la transformación social se dé en años, décadas, sino poder transformarla día a día. Los movimientos toman eso del feminismo y empiezan procesos largos y complejos que llegó a que algunos movimientos se den espacios de asambleas de mujeres.

La educación en movimiento
La experiencia de las mujeres queda reflejada en ¨La educación en movimiento¨

¿La lucha de los campesinos, por mantener su tradición, su lengua, sus tierras, y mantener su educación es muy difícil?

Malena Noguer: Los movimientos campesinos son los que tienen más claro en su cuerpo, en un historia, los 500 años de resistencia, y a la vez son los que están construyendo sus universidades, sí con sus contradicciones. Por ejemplo, la Universidad Quechua en Bolivia, que implica no sólo recuperar la lengua, sino recuperar la historia y formar nuevos profesionales para las comunidades.

En ese punto, les contaba conseguir profesores que sigan su lógica

Malena Noguer: Exactamente, ese el desafío de todos los movimientos, porque queremos construir otro mundo, con otra educación pero a la vez todos y todas fuimos formados en los viejos paradigmas, de la escuela tradicional, implica un desarmarse para los docentes y es un desafío. Por ejemplo, en la Universidad de Bolivia como es una universidad, necesitaban profesores universitarios, y los profesores universitarios son todos blancos y de las ciudades, que no son los indígenas, y eso es interesante para pensar cómo construir esos proyectos políticos y pedagógicos. Ahí se negaban muchos profesores a estudiar el quechua.

Momento de la realización de una entrevista
Momento de la realización de una entrevista

Otro punto de lo que se habla es de la importancia del agua como recurso indispensable para la vida, y como derecho humano, y que los pueblos sean conscientes de eso, porque avanza el libre mercado y muchos van a quedar a fuera del acceso

Malena Noguer: Sí, del agua, de la tierra, como avanzan los proyectos que están en función del capital, de las grandes empresas, y muchos de estos proyectos surgen para resistir, para crear comunidades dignas que tengan cosas tan simples como acceso al agua potable, a la tierra para poder producir los alimentos y todo eso es luchas de siglos.

Atravesados por los conflictos actuales, como la siembra de la soja, la minería, el agua con arsénico o contaminada

Malena Noguer: Sí, todos esos conflictos atraviesan a todo el continente, cuando estuvimos en la mina de oro más grande de latinoamérica, en Yanacocha, Perú, estando ahí donde antes había una laguna, ahora la empresa saca el agua de las napas y con un caño la tira a donde estaba un río, cuando estuvimos ahí tomamos real consciencia lo pasamos por el cuerpo, lo que son estos proyectos que están acá nomas, en Catamarca, en San Juan, y nos parece que están muy lejos, y en realidad la conexión entre el campo y la ciudad es una, porque comemos lo que se produce con agro tóxicos, tomamos el agua que viene de esos lugares, esa fue una de las cuestiones más fuerte.

¿Qué fue lo que más te conmovió en todo este recorrido del intercambio de las personas, del convivir, del compartir?

Malena Noguer: La generosidad de todo el pueblo latinoamericano, la persistencia, en cada rincón de latinoamérica hay resistencia, hay construcciones, hay intentos por construir otras relaciones, otro mundo, más equitativo, más solidario, y la gente nos recibió siempre hermosamente, yo creo que eso fue de lo más emotivo. Y después una de las experiencias que nos conmovió fue en el nordeste, el movimiento sin tierra, los años de lucha de una señora de 80 años, Higinia, que era analfabeta, junto a su comunidad resistieron al despojo de sus tierras, los querían echar, y ella resistió siendo parte del movimiento, se alfabetizaron y hoy su hija es directora de una escuela pública en el campo, que es una escuela que el movimiento le disputó al Estado. Su hija tiene un doctorado en educación del campo, esa integridad de la lucha del MST, fue muy fuerte también.

Martín Ferrari con uno de los protagonistas

¿Sentiste en algún momento que se podía globalizar la esperanza, por decirlo de alguna manera?, porque cuando uno hace este tipo de trabajos tiene la esperanza de que algo se puede cambiar, a pesar del poder, y de quienes manejan este mundo.

Malena Noguer: Sí, es necesario globalizar la esperanza y esperamos que este documental aporte para ver justamente eso, que a pesar de estar cada uno en su territorio luchamos contra los mismos enemigos, organizándonos, y estamos en la misma, es necesario para poder llegar a esa transformación. Esperamos que el documental aporte en eso en vernos como una Matria latinoamericana.

Del 6 al 11 de abril en Cine Goumont 12.20 hs y 21 hs.

Desde el Miércoles 11 a partir de las 19 hs, en el Centro Cultural de la Cooperación, durante 6 miércoles.

Foto de Portada: Ph  Analía Cid

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa ¨Subite¨ en FM Nacional 95.5, coordina talleres de escritura creativa. es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

Deja un comentario