Crítica de la película ¨Un Amor Inseparable¨

en

El corazón del noviazgo real de los co-guionistas de este film está plasmado en esta hermosa comedia romántica, ¨Un Amor Inseparable¨ (The Big Sick).

Comienza con chistes simples de un “standupero”, el señor Kumail Nanjiani, que nos presenta su vida, su cultura musulmana proveniente de Pakistan. Ésta fórmula de hablar sobre lo que saben, sobre lo que uno vive, y hacer chistes con eso, es muy del stand up. Pero también de la escritura en general. Tanto se hace, que quizá sea un cliché el “solo hablar de lo que uno sabe”, pero aquí Kumail junto a Emily V. Gordon lo hacen de manera estupenda.

Los primeros minutos se desarrolla la relación simpática, entre Kumail y Emily interpretada Zoe Kazan. Nos entregan tanta química al conocerse, mientras nosotros los conocemos. Al principio eligen no volverse a ver, pero nosotros y ellos sabemos que eso no va a suceder. Y vuelven a estar juntos magnéticamente.

Kumail y Emily interpretada Zoe Kazan
Kumail y Emily interpretada Zoe Kazan

Es una película de personajes donde no hay un malo en sí. Empecemos por el lado de Kumail Nanjiani que lucha con la cultura musulmana impuesta por su familia. Rezar no lo hace. Rechaza a las mujeres que la madre le presenta. Con todo esto nos hace cómplices de los chistes que realiza, con la relación que tiene con los demás personajes.

Es un aire fresco en comedias romántica, donde parece que es solo un amor pasajero. Hasta el personaje sigue viendo a otras chicas. Pero Emily tiene una enfermedad…

Hay humor sutil, que quizá no generé risas fuertes, pero no molesta, muy acorde a los stand up. Los obstáculos que enfrenta esta pareja son tan de la vida real que te es muy fácil identificarte.

Escena de la película ¨Un amor inseparable¨
Escena de la película ¨Un amor inseparable¨
competirán en los premios Oscars

El guion es entretenido (Nominado a mejor guion Original en Los Oscars), los diálogos entre los padres y Kumail son ágiles, frescos y tan bien actuados que se permiten disfrutar.  Está todo prolijo en lo técnico, sin nada que resalte. Lo destacado y lo que sostiene el film son lo divertido y bien actuado que están los padres de Emily.  Beth y Terry, interpretados por Holly Hunter y Ray Romano (Everybody Loves Raymond), Kumail, Emily, y el director Michael Showalter congeniaron muy bien para entregarnos este film que fue como ver dentro del corazón del protagonista. Y ¿Por qué no? Revolver en nuestras relaciones sentimentales que tuvimos o tenemos.

Para los que ni conocíamos a Kumail, lo lindo, es que sucedió todo de verdad. Lo que hace precioso al film es el final, que a pesar de que parezca muy largo, cierra la película con un moño muy bello.

Revista OZ

Federico Bazán es colaborador en Revista OZ. Estudia la Lic. en Artes Audiovisuales y la Lic. en Artes de la escritura en la UNA. Además, escribe para su blog Mente y Corazón.

Deja un comentario