Crítica de la película de terror, ¨La posesión de Verónica¨

en

Desde el título podemos identificar qué vamos a ver, y el director y guionista Paco Plaza, te dará eso que venís a buscar. Una buena película de terror, clásica, quizá sin mucha originalidad en la trama, pero bien hecha.

Que esté el nombre Paco Plaza detrás de un film te garantiza que verás una buena película de terror española, ya que junto a Jaume Balagueró, fue el creador de la saga REC, empezando con aquella del 2007, cuando utilizaban esa “cámara en mano” de una manera brillante, mientras los protagonistas sufrían encerrados en aquel edificio.

En este caso vemos algo basado en una historia real, específicamente en un informe policial. Empieza con alguien, una chica, llamando a la policía desesperadamente por teléfono. Luego la película será como un largo flashback sobre qué pasó antes de aquella llamada. Entonces conocemos a Verónica una joven estudiante que quiere comunicarse con su padre, justo cuando sucede un eclipse solar. Lo hace con unas amigas, y ella queda poseída debido a que se comunica con alguien que no es su padre. La copa se rompe, la sangre cae sobre el tablero de la ouija, y ese momento en que queda poseída es aterrador.

Laposesión de Verónica
Verónica (Sandra Escacena) es poseída por un espíritu maligno

Muchos momentos son musicalizados por la banda Héroes del Silencio, lo que me parece estupendo si te gusta la banda, y si no, no molesta para nada. Muy bien implementada.

Que esté basada en un hecho real no cambia mucho hasta el final, el cual le da ese toque aún más terrorífico y realista de lo que era.

Entretiene y mucho, además por momentos parece que la trama de terror se enfoca más en lo personal, en lo real y no “el espíritu”. Es decir pareciera que va hacia la depresión, soledad, la sobre responsabilidad o la maduración forzada que debe realizar y que sufre la protagonista, pero no. Por momentos Verónica ve que está sola, que la amistad no es lo que parece, y entonces el espíritu maligno toma ventaja en eso. Esto enriquece la película debido a la buena caracterización del personaje principal, que va a la par con las situaciones terroríficas clásicas del género.

Todos estos padecimientos que la protagonista, interpretada por Sandra Escacena, atraviesa, nos hace identificar con ella muy rápidamente.

Escena de  la película ¨la posesión de verónica¨
Escena de la película ¨la posesión de Verónica¨

Obviamente hay alguna que otra referencia a El Exorcista (1973) de Friedkin, o Carrie (1976) de De Palma, pero además hay actrices muy jóvenes, las hermanas de Verónica, y el hermanito, que siempre funciona y facilita encariñarnos con ellas (y él), más aún si actúan bien como Bruna González, el pequeño Ivan Chavero y Claudia Placer.

También hay un excelente personaje como es la monja ciega, que quizá recuerde un poco a The Devil Inside (2012), o ¿Por qué no? A la monja de El Conjuro (2013). Pero la de ésta película fuma, tiene estilo, e intenta ayudar siendo como una mentora, y explica que es ciega porque no quería ver lo que Verónica visualiza, lo cual no le funcionó.

la posesión de Verónica
La monja ciega, uno de los logrados personajes de la película

Mientras más allá de ver el film como algo “Basado en un hecho real”, tranquilamente podríamos haber tomado los temores que pasan por la mente de Verónica como algo real, es decir, no sólo que sea el demonio lo que la persigue, sino es su propio conflicto mental. ¿Depresión? ¿No tener a su padre? ¿Qué su madre no la apoye? Muchas cosas, pero lo que nos deja en claro el final es que Paco Plaza nos quiere mostrar una película de terror muy bien hecha, que cierra por todos lados, con buena banda de sonido, buenos actores y un momento entretenido donde prevalece el suspenso.

DURACIÓN: 1 hora 45 minutos

Revista OZ

Federico Bazán es colaborador en Revista OZ. Estudia la Lic. en Artes Audiovisuales y la Lic. en Artes de la escritura en la UNA. Además, escribe para su blog Mente y Corazón.

Deja un comentario