Entrevista al poeta Argentino Gustavo Tisocco

El poeta, y médico neonatólogo Gustavo Tisocco fue homenajeado este mes en un encuentro de escritores que organizó Nerina Thomas en la ciudad de Rosario. Con la presencia de amigos, familiares, y poetas que se acercaron de todo el país para compartir este especial momento.

Sorpresa en Rosario. Gustavo Tisocco recibe a sus padres. Foto by Mónica Angelino

Entrevista al poeta Gustavo Tisocco

¿Qué significa para vos ser homenajeado en vida?

Gustavo Tisocco: Al principio le escapaba a la palabra homenaje cuando me dijeron, pero después lo tomé como una prueba de afecto, que para mí es lo más fundamental, el regalo más grande que yo puedo recibir es el afecto de la gente que me quiere que están cerca, que son los que me hicieron el homenaje, es una muestra de afecto que me emociona y me llega al alma.

Sos un ser muy querido y muy respetado, sos uno de los poetas más relevantes de la actualidad, ¿te das cuenta de eso?

Gustavo Tisocco: No, me doy cuenta que la página de Mispoetascontemporaneos me hizo más conocido, me sirvió para que me inviten a eventos, creo que influye mucho. Si no tuviese MPC no sé si sería tan conocido, porque a mí me conocen de toda la Argentina porque publico a poetas de todo el país, es por los contactos y la difusión que hago.

¿Sentís que los poetas somos los difusores de la poesía y a su vez los que recomendamos a otros poetas?

Gustavo Tisocco: No todos, muchos difunden su propia poesía nomás, y hay gente que no es poeta y difunde poesía. A mí se me ocurrió darle un espacio a la poesía Argentina, dejar de difundirme solo a mí y empezar a difundir a otros me parecía muy importante. Hay mucha gente que difunde a otros pero no todos. Si creo que los poetas somos los que más leemos poesía por empezar, y cuándo te gusta un poeta a tus amigos poetas lo recomendas, en ese aspecto creo que sí somos los que más difundimos la poesía del otro.

Diseño de Diego Bennett, parte de las sorpresas en el homanaje. Foto by Claudia Tejeda

¿Cómo fue tus inicios con la poesía y cómo fue el proceso hasta llegar al libro ¨Quedarme en ti¨, que está lleno de lo que sos, y con una evolución muy grande en tu poética.

Gustavo Tisocco: Yo escribía desde chico, desde que tengo memoria, desde los 7 años, todo lo que me pasaba lo escribía, cosas lindas, cosas tristes, en forma de poemas, con versos cortos, era una forma de expresión y de salvarme digamos. Después un tío mí profesor de lengua, -que falleció joven a los 33 años- un día vio el cuadernito y me dice ¨Gustavo tenes que empezar a leer libros de poesía¨. Él tenía una biblioteca chiquita que para mí era gigante, y me dio el primer libro que lo tengo como una reliquia, que fue Alfonsina Storni, y a partir de ahí seguí leyendo Neruda, Juana de Ibarbourou.

Después en la época de la facultad, seguí escribiendo pero nunca se me ocurrió mostrarlo, ni que algún día yo iba a ser un poeta que iba a mostrar mi trabajo. Y por destino un día en Buenos Aires estaba en un bar es San Telmo, y veo un cartel de taller de escritura de Pablo Montanaro, así que lo llamé, empecé taller grupal y después individual. Él me empezó a llevar a los café literario, me hizo conocer gente, y así fui relacionándome con el mundo literario. Al relacionarse con el mundo literario uno crece, al escuchar a otros, al comparar la poesía uno se da cuenta que hay que trabajarla, hay que pulirla, hay que presentarla lo mejor posible. La poesía para mí es como un hijo, uno la quiere mostrar lo mejor posible. Y yo creo que en cada libro uno se va superando, porque uno va queriendo ser mejor, va adquiriendo otras técnicas, y por eso uno va creciendo. Aunque yo creo que cada libro es importante, porque cada libro es parte de la historia de ese momento que estabas viviendo.

¿A qué edad pudiste publicar tu primer libro?

Gustavo Tisocco: El primer libro lo edite hace 20 años, porque yo me fui a vivir a Buenos Aires a los 25 y a los tres meses empecé el taller, y ya a los 27 había sacado el primer libro.

¿Tuviste seudónimo en tus inicios?

Gustavo Tisocco: No nunca tuve, y me parecería una locura poner el nombre de otro porque lo que hago lo hago con orgullo y le pongo el cuerpo.

¿Qué es la poesía para vos?

Gustavo Tisocco: La poesía es salvación… es eternidad, que es lo que uno quiere, porque nosotros vamos a morir pero vamos a quedar siempre en las palabras que uno deja escrito como testamento. Siempre digo que la poesía para mí es como la savia de un árbol, si al árbol se le termina la savia se seca, es como mi sabia. Mientras tengamos poesía, tenemos esperanza, vida, proyectos, futuro.

¿Te imaginas tu vida sin escribir?

Gustavo Tisocco: No, porque siempre encontré en la escritura una manera de escaparme, o de proyectar lo que siento, es una manera de expresarme, como un psicoanálisis literario, por así decirlo, yo siempre voy a escribir.

¿Qué te llega de la devolución de los lectores?

Gustavo Tisocco: Los divido en dos grupos, los que son poetas y los que no son poetas, a mi me gusta mucho la devolución de los que no son poetas, me pasa acá en Mocoreta que me dicen ¨leí el poema de tu abuela que lindo¨, o el del pueblo, o el de los desaparecidos, esa devolución me gusta porque se nota que leyeron el libro. Poetas hay muchos que te leen y la verdad que hacen devoluciones lindas, pero siento que muchos no los leen, por eso no me gusta regalar el libro, como me pasaba con los primeros que lo regalaba como suvernirs de casamiento. Si hay un público al que quiero llegarle es al público común y corriente.

Gutavo Tisocco y Edna Pozzi
Gutavo Tisocco y Edna Pozzi

¿Recordás en especial alguna devolución de alguien que leyó tu libro o te escuchó en un evento?

Gustavo Tisocco: Sí algo muy emotivo fue cuando Edna Pozzi me hizo una devolución del libro ¨Todos mis costados¨, hizo como un ensayo sobre el libro, fue mucha emoción, porque yo la tengo como lo máximo para mí, la admiraba muchísimo.

Después cuando fui a una escuela invitado por Adriana Maggio, los alumnos habían leído antes mis poesías, las habían bajado de internet, y escribieron poemas a partir de distintas versos, eso también me pareció fantástico. Ir a las escuelas me gusta mucho porque es llegarles a los jóvenes, ver como les interesa la palabra del otro.

En tus poesías tocas temas sociales, temas profundos, temas de tu realidad y temas que implican a toda la sociedad, ¿eso hace que también movilice al lector?.

Gustavo Tisocco: Sí yo creo que se identifican con alguna poesía, tengo un poema cortito que dice ¨no sé si hay grandes poetas, pero si hay grandes identificaciones¨ porque uno se identifica con el poeta que a uno le gusta. Porque hay poetas que pueden ser maravillosos pero por ahí no te gustan, y eso tiene que ver con la historia personal. Una persona que nace en un pueblo se va a identificar mucho más con un poema del pueblo, en mi caso yo me identificaba mucho con Edna Pozzi que vivía en un pueblo, y por ahí un poeta de una ciudad grande como Buenos Aires no se identifica con un poeta que escribe del pueblo, se identifica más con lo que pasa en las ciudades grandes. Por eso creo que para que lo más importante para que un poeta te guste, es identificarte con lo que estás leyendo.

En mi caso lo que más me identifica de tu poesía es que está tu ser, hay poesías muy bien escritas pero parece que no tienen alma, en tu poesía está tu alma y eso se trasluce al leerlo y eso es lo que llega.

Gustavo Tisocco: Tiene que ver con que la poesía me salva de situaciones que me pasan, no sólo en lo personal sino en lo social, como por ejemplo la poesía que le hice a la señora Celestina Jara del pueblo Quom, que le habían matado a la nietita, Lila Coyipé. Cuando leí la historia me golpeó mucho y sentí la necesidad de expresarme escribiéndolo. Lo mismo con la historia del joven Nemat Safavi que fue condenado por ser gay, también me golpeo mucho; o escribirle al río de mi pueblo. Hay gente que por ahí pintaría el río, yo lo escribo, por eso es genuino porque escribo de lo que siento.

Leny Pereiro y Gustavo Tisocco

Hablando de lo genuino, cómo viviste el homenaje que fue algo de gente que te quiere y que se expresó, dándote un mimo por así decirlo

Gustavo Tisocco: Fue algo super emocionante que voy a llevar de por vida, fue como un abrazo gigante que me dieron todos. Todos los que estaban, o la mayoría de los que estaban -ya que eran pocos los poetas que yo no conocía- fueron re importantes, son importantes en mi vida, son gente que aprecio muchísimo, y sé que me aprecian de verdad. Por eso estaba tan shokeado y encima que me lleven a mis viejos, y que me lleven a mis compañeros de la secundaria fue mucha emoción, algo que voy a agradecer de por vida.

¿Cómo vivió tu familia este encuentro poético dónde gente de todo el país se movilizó para homenajearte?

Gustavo Tisocco: Ellos están orgullosos, porque han ido a las presentaciones en Mocoreta, y a una en Buenos Aires, pero nunca habían visto un homenaje a su hijo, y como la gente me aprecia, así que volvieron re orgullosos, la verdad que están, re contentos. Y además porque sienten que vivieron una cosa importantísima de mi vida, junto conmigo.

¿Cuáles son tus proyectos cómo poeta, seguís escribiendo siempre, cómo es tu escritura?

Gustavo Tisocco: Según la inspiración, hay momentos que escribo toda la noche, siempre escribo de noche en mi casa, y hay momentos que pasan dos o tres meses que no escribo ni un poema. Al comienzo esto me desesperaba porque pensaba que no podía escribir más, con el tiempo aprendí que el cuerpo y la mente necesitan un descanso, siento después de cada libro como que me quedo vacío, pero después de apoco va volviendo la inspiración.

En cuanto a proyectos, tengo la idea de sacar un nuevo libro este año si Dios quiere, va a ser para septiembre/octubre, ya casi está terminado. Estoy invitado a la Feria del Libro de Ramos Mejias, la de Mocoreta, y al festival de Poesía de San Juan. Después lecturas en Buenos Aires tengo varias invitaciones. Y seguir con Mispoetascontemporaneos es la idea.

De eso estamos todos muy agradecidos de la difusión que haces, y además viste que se siente la comunión dentro del grupo, los que estamos que nos leemos, y a la vez nos vinculamos gracias a la página

Gustavo Tisocco:A mí me hace sentir orgullosos, me hace sentir como un padre o una madre saber que mucha gente se conoció gracias a MPC, hay poetas que se saludan, se abrazan como si se conocieran de toda la vida y es por MPC.   

Poetas participantes en Encuentro de Poetas Nacionales e Internacionales en Rosario
Poetas participantes en Encuentro de Poetas Nacionales e Internacionales en Rosario

Sos un generador de lazos, generas puentes.

Te voy a hacer una pregunta más existencial, ¿Qué es lo importante en la vida para vos?

Gustavo Tisocco: Tratar de buscar la felicidad de alguna manera, ser lo más genuino posible, no buscarla en cosas banas que no te sirvan como lo material, el ego o aparentar lo que uno es. Aunque a veces no se puede todo, tratar de ser feliz lo que más uno pueda, ser felices con las cosas simples, los afectos es fundamental, lo que uno da y recibe mutuamente.

¿Y vos sentís que sos feliz?

Gustavo Tisocco: Sí, me faltan algunas cosas pero sí, siempre uno tiene una carencia o algo que quisiera, pero si yo no digo que soy feliz me parecería injusto para la gente que no tienen trabajo, o que vive en la calle. Tenemos que ser agradecidos y felices con lo que tenemos, obviamente que siempre al ser humano nos va a faltar algo, un amor, u otra cosa, pero sí, yo me considero feliz.

Está bueno darse cuenta de lo que uno tiene…

Gustavo Tisocco: Sí hay que valorar lo que tenemos. Pensar nomás por ejemplo, los nenes de Siria, por irme a los social, nosotros como país que tenemos miles de falencias con los que nos gobernaron y nos gobiernan, pero me pongo a pensar, y nosotros tenemos Matrimonio Igualitario, tenemos la posibilidad de hacer un debate por el aborto, tenemos la posibilidad de que la mujer denuncie violencia de género, cosas que en países de Medio Oriente, es impensable. Por eso pese a lo que nos pasa como sociedad, tenemos años luz de felicidad al lado de esa gente. A mí me pasó con lo de los sueldos que no nos depositaron, pese a la indignación que tengo con esta gente que nos gobierna ahora, trataba de pensar que nosotros con los ahorros que tenemos salimos adelante y zafamos y que a la larga nos devuelven aunque sea en cuotas, pero hay gente que no cobra un sueldo, no tiene agua para tomar, no tienen para comer, los nenes de Siria a mi me destruyen cada vez que veo la foto. No tienen padre, un nenito de 7 años haciendo de padre de una nena de 4 años, por eso a veces tenemos que sentarnos y valorar lo que tenemos, como personas, como sociedad, como país.

¿Sentís que el poeta tiene un rol social que realizar, o que solamente escribe lo que siente?

Gustavo Tisocco: El poeta tiene la obligación de dejar testamento de lo vivido, por lo menos con lo que le tocó vivir, y con lo que lo golpeó en ese momento. No escribir por ejemplo de los desaparecidos por moda, la obligación es escribir de los desaparecidos para dejar testimonio de lo que pasó en Argentina en la época de la Dictadura Militar, o con los pueblos originarios, o con la gente discriminada por lo sexual, la raza, o el hambre, el poeta tiene la posibilidad y la obligación de dejar un testamento.

¿Hablaste de tu testimonio de lo sexual, sentís que el haber expuesto tu intimidad, ayuda, abre caminos, identifica?

Gustavo Tisocco: Sí, muchos se identifican con eso, me pasa con los poemas que tienen que ver con el tema como ¨Reina¨, o ¨El hombre pez¨, que gustan por la identificación, uno desde su pequeño lugar tiene que abrir mentes y caminos también, uno tiene que mostrar lo que es, y llevarlo con orgullo.

¿Cuáles de tus poesías te identifican, porque te gustan o porque lograste de decir lo que querías decir?

Gustavo Tisocco: Me gusta, ¨El hombre pez¨, ¨Reina¨ y ¨Lo que defiendo¨, ¨Hermano¨ que habla de los desaparecidos, ¨Hectáreas¨ que abarca los temas que toco en la poesía; y algunos de la infancia, ¨Corazón de níspero¨, o el que le escribí a mi primo Arielito, Creo que todo poeta tiene sus preferidos, por eso a veces te cuesta cuando te invitan a leer. Para mí los poemas son como hijos, me dan satisfacciones y me siento orgulloso. 

Foto de portada by Claudia Tejeda

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa ¨Subite¨ en FM Nacional 95.5, coordina talleres de escritura creativa. es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

Deja un comentario