Entrevista a Andrea Schellemberg, directora de ¨Palabras pendientes¨

Entrevista exclusiva a Andrea Schellemberg, directora de ¨Palabras pendientes¨, un documental recientemente estrenado sobre las clases de Derechos Humanos en el Colegio Militar de la Nación. 

Entrevista a Andrea Schellemberg

Este documental tiene mucho de la historia argentina… ¿Cómo fue el proceso de elegir grabar la inserción de los Derechos Humanos en la educación de los militares de nuestro país?

Andrea Schellemberg: Yo me enteré en el 2008 a través de la Dirección de comunicación del Ministerio de Defensa, Jorge Bernetti (ex vocero de dicho ministerio) me dijo que se estaban llevando a cabo unas reformas en los planes de estudio de los Institutos Militares y me invitó a participar de algunos talleres y clases que se estaban dando y ahí vi cómo la cátedra de Derechos Humanos explicaba con ejemplos concretos del último genocidio que vivió la Argentina, entonces esto fue impactante para mí y fue así que decidí empezar a filmar el documental.

¿Cuánto tuvo que ver haberte enterado por medio de Jorge Bernetti de este cambio en la enseñanza para que decidas filmarlo?

Andrea Schellemberg: Primero me lo dijo, me explico cómo iban a ser los cambios de la materia de Derecho Humanitario Internacional, más obligatoriedad de la materia Derechos Humanos y Derecho Constitucional y eso fue determinante para mí. Me pareció importantísima la formación de los futuros oficiales.

¿Esto se dio en todo el país?

Andrea Schellemberg: Sí, en todos los institutos en todo el país. Yo me interesé por la incorporación de la materia Derechos Humanos, pero no fue el único cambio que se llevo a cabo, también la incorporación de la mujer en las Fuerzas Armadas, el quite de armas de fuego menores de edad, la secularización, fueron varios puntos de cambios que se dieron bien fuertes, pero lo que más me atravesó fue esas cátedras que se daban.

Palabras pendientes película
Palabras pendientes película

¿Cómo fue para vos ver qué se esté enseñando Derechos Humanos en una cátedra de la enseñanza a las Fuerzas Armadas? ¿Qué sentiste?

Andrea Schellemberg: Me pareció increíble, una escena que jamás pensé que iba a ser testigo, sobre todo pensando en el futuro de esos jóvenes oficiales. Sentía que estaba definitivamente puesta en otra órbita de la escala, en la base de las instituciones hacia pasos más democráticos. Fue un paso muy importante hacia la civilidad.

¿En qué público pensabas mientras ibas filmando?

Andrea Schellemberg: No pensé en ningún público, lo único que peleaba era conmigo misma, primero en despojarme de todo lo que había filmado hasta ese momento de víctimas de las fuerzas armadas, víctimas de las fuerzas de seguridad. Siempre hice documentales orientados al testimonio de los que sufren y en este caso estaba en otro lugar, no eran ni víctimas ni victimarios, eran estudiantes, docentes, que estaban tratando de enseñar contenido para que  la historia no se vuelva a repetir en forma de tragedia.

Se ven muy claras las escenas cuando los docentes tratan de explicar la temática, toda la ignorancia que había por parte de  los alumnos y cómo iban incorporando de a poco los conceptos del Derecho Humano

Andrea Schellemberg: Sí, los alumnos no son extraterrestres, son como todos los alumnos, algunos saben y otros no, los alumnos son de esta sociedad, esto ocurre también en otro espacio de estudio.

¿Sentís que esto ocurre también en otros establecimientos?

Andrea Schellemberg: Claro, me parece que sí, que algunos estudian y otros no. El compromiso para evitar violaciones a los Derechos Humanos no depende de que estudien, la decisión es política ¿no?

Totalmente, fue una decisión política el hecho de cambiar y que se incorporen los Derechos Humanos en estas carreras, ¿sabes si continúa esta formación dentro de las fuerzas?

Andrea Schellemberg: Por lo que sé, los programas no se cambiaron, yo no volví a los institutos desde el 2015 así que no puede constatar, pero efectivamente esto fue un hecho trascendental, fue determinante en la historia argentina.

¿Te gustaría volver y ver cómo se está dando actualmente, crees que podrías volver a filmar en estos momentos?

Andrea Schellemberg: Bueno, ya terminé la película, sí quizás cuando pasen los años me gustaría ver cómo sigue este proceso, pero esperaría un tiempo.

La película deja un legado también para los nuevos estudiantes viendo a otros que ya pasaron por ahí reafirmándose y construyendo esta temática dentro del aula

Andrea Schellemberg: Sí, me parece que ese es un aporte de la democracia, de estos años de democracia  fundamental que sentó un gran precedente, y creo que aunque sea insuficiente, creo que es válido, eso queda en la memoria de alguna forma.

¿Sentís que es posible transformar la construcción cultural e ideológica que tiene la formación militar y poder humanizar- por decir de alguna manera- con la conciencia de los DDHH?

Andrea Schellemberg: Sí, por supuesto, no solo eso sino que todo ser humano tienen derecho a tener educación en Derechos Humanos.

¿Qué es lo más importante que sentís que está en ese documental?

Andrea Schellemberg: Para mí lo más importante de este documental es que pude hacer un registro de un momento histórico, del momento en que se incorporan estas materias a los institutos militares, eso me parece importante, y aunque sea efímero, y aunque dure poco, eso deja marcas imborrables en la memoria de los alumnos y de la historia.

En pasajes del documental los alumnos charlan con los profesores sobre la figura del desaparecido, y también el documental nos deja ver que no solamente se da en guerra, no solamente se da en dictadura sino que también tenemos desaparecidos en Democracia, ¿trataste también de instalar al tema en la actualidad?

Andrea Schellemberg: Sí, respecto a las dos desapariciones en democracia, tanto la de Jorge Julio López, como la de Santiago Maldonado, aquí el Estado es responsable de las dos: en el caso de Jorge Julio López es responsable de la aparición no de la desaparición, y en el caso de Santiago Maldonado de las dos, de la desaparición y de la aparición, por eso te decía que la educación en derechos humanos no alcanza para evitar la aparición de posibles desaparecedores, sino más bien tiene que ser una política de Estado, esto no tienen que ocurrir por eso el límite de ¨Nunca más¨, ese imperativo que el Estado ensayó en el gobierno anterior, llevó a la práctica pensando en los futuros oficiales que esto no puede seguir ocurriendo.

Sentís qué hubo algún tipo de resistencia por parte de los docentes a la hora de hablar del genocidio del 76?

Andrea Schellemberg: (piensa) No hubo resistencia, lo que si tuve mucho trabajo en la entrevista, es difícil bajarlo a la clase pero no hubo resistencia.

¿Hubo algo particular que te llamo la atención de las clases?

Andrea Schellemberg: A mí todo me parecía fuera de lo común.

¿Cuáles son las expectativas que tenés con la presentación del documental?

Andrea Schellemberg: Simplemente que sirva para el debate, para los colegios, y también para pensar colectivamente todo lo que falta trabajar para que Nunca Más vuelvan a ocurrir violaciones a los Derechos Humanos.

¿Algún deseo, alguna ilusión que te deje esto o sentís que es irreconciliable?

Andrea Schellemberg: Yo creo que esto fue un paso muy importante, que esto es muy válido a nivel histórico, y que es un hecho determinante de la historia argentina que por suerte pude registrarlo como documentalista.

Sensaciones de Palabras pendientes: ¿qué le dirías al espectador, con qué se va a encontrar?

Andrea Schellemberg: Es una película que sirve para pensar, reflexionar y que sirve como puente para poder separar el presente del pasado.

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa ¨Subite¨ en FM Nacional 95.5, coordina talleres de escritura creativa. es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

Deja un comentario