El dulce encanto de la memoria: Pequeñas historias

Un hombre le insiste a un músico para que escuche a su hijo de 7 años interpretar la Marsellesa en el violín.

El niño toca fuertemente.

Al terminar el padre dice:
-¿Qué le parece la ejecución?

-¡Me parece mucho con que le esconda el violín es suficiente!

La ejecución de alguien sin la mediación de un proceso judicial previo y generalmente a manos de una muchedumbre enardecida se denomina linchamiento. Linchar viene de la ley  de Lynch,  un juez de Virginia del siglo XVII, que permitió este trámite sumarísimo en donde una multitud hace justicia.

¡De que callada manera se nos meten en el lenguaje estas pequeñas historias!

Otro apellido que ganó fama fue el del ingeniero alemán Rudolf Diesel, empleado de la firma MAN: creó el motor diesel en 1897  que utilizaba fuel-oil (combustible utilizado en la iluminación de la ciudad)

Seguramente los más jóvenes no recuerden que Ladislao Biro inventó la birome, que compitió con la pluma. Cuenta que cierta vez vio a los chicos jugar a la bolita y una de ellas mojada dejo una huella. Así pensó que en vez de pluma una bolita empapada en tinta podía escribir mejor. (Sentía dificultad con las plumas pues era zurdo) Un tipo muy creativo porque además inventó una máquina para lavar ropa, un sistema de cambios automático en los automóviles y un vehículo electromagnético. En 1969 Rodolfo Alonso publicó el libro de memorias de Biro «Una revolución silenciosa».

Ladislao Biró figura en una serie de timbres postales emitidos en 1994 por el Correo Argentino, en ocasión del cincuentenario de la invención de la esferográfica, en su honor y en el de otros tres inventores argentinos. El 29 de septiembre, día de su nacimiento, se conmemora el Día del Inventor.

George Mortimer Pullman (1831-1897) fue un industrial norteamericano que creó el coche cama. Ciertamente una revolución que instaló la idea del confort. El primer coche (1865), adquirió fama al trasladar el cuerpo del asesinado presidente Abraham Lincoln desde Washington DC hasta Springfield, lo que le generó muchos encargos de nuevos coches. Estos  eran publicitados como: «Coches-palacio de Pullman, lujo para la clase media».

El nombre de Google proviene de un  término que introdujo el estadounidense Edward Kasner, en 1938: “Gúgol”. Este matemático la utilizó para representar un número elevadísimo: el 10 elevado a 100.

OK, usada como respuesta rápida para indicar acuerdo, proviene entre varias teorías, de la guerra civil de Estados Unidos, dado que al regresar ponían en una pizarra “0 killed” (cero muertos).

En 1971, Ray Tomlinson, (programador informático estadounidense) implementó el primer sistema de correo electrónico, buscaba un símbolo. En todas las máquinas de escribir está el signo de arroba (Unidad de peso antigua que equivale a 11,502 kilogramos).

Algunos inventos argentinos que es bueno recordar: el uso de las huellas digitales, la transfusión de sangre, el by pass de Favaloro, el helicóptero de 1922, el dulce de leche, el alfajor, el colectivo, el semáforo para ciegos, etc…

Lo que decíamos, de que callada manera se nos mete en el lenguaje y nosotros como Nicolás Guillen sonriendo:

De que callada manera se me adentra usted sonriendo,

Como si fuera la primavera… yo muriendo!

Y de qué modo sutil me derramó en la camisa

Todas las flores de Abril.

 

Es cierto que la memoria, muchas veces silenciosa, nos va construyendo historias, nos recuerda escenarios y nos relaciona con ese tiempo que fue.

¿Ha visto?

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

 

 

 

(Visited 89 times, 1 visits today)

Deja un comentario