El dulce encanto de la memoria: Cosa de tímidos

El perfume de tu pelo
con tu carita aniñada,
el dulzor de tu mirada
la tristeza de tu llanto,
pensar que te quise tanto…
¡y nunca te dije nada!

Omar Moreno Palacios

La timidez (del latín, miedo espanto) que afecta al gaucho de la canción suele  paralizar. Cuentan que San Martín tan valiente en los frentes era tímido en las reuniones sociales de los Escalada, que tenían gran prestigio social. La madre de Remedios descendía de los Quintana. (¿Sería timidez o incomodidad?)

Albert Einstein alemán de Ulm (1879), hombre tímido y brillante,  era mal alumno en el colegio, comenzó a hablar a los 3 años y sólo se relacionaba con su hermana.

Lord Henry Cavendish físico y químico británico, hijo de   nobles ingleses, alumno aplicado, callado, y muy tímido.  Como físico, es conocido por sus estudios de  la  gravitación universal; y como químico, por el descubrimiento del hidrógeno y de la composición del agua.

Greta Garbo, también fue una gran tímida. En 1941 se retiró del negocio de la gran pantalla, y pasó los últimos años de su vida de forma anónima en la ciudad de Nueva York. Vivió sola y aislada,  se reunía con un pequeño grupo de amigos y conocidos, nunca firmó autógrafos, ni dio entrevistas, nunca respondió a las cartas de sus admiradores, y hasta el día de hoy sigue siendo una de las figuras más singulares de la historia del cine. Prefería el silencio. Como los monjes Cartujos.

San Bruno (el fundador) redactó para sus monjes un reglamento que es quizás el más severo que ha existido para una comunidad. Silencio perpetuo. Levantarse a media noche a rezar por más de una hora. A las 5:30 de la mañana ir otra vez a rezar a la capilla por otra hora, todo en coro. Lo mismo a mediodía y al atardecer.

En la práctica yoga, es un ejercicio llamado «manobratha» y se recomienda realizarlo una vez a la semana. Toda la actividad cotidiana está permitida, menos hablar.

Silencio es una película estadounidense  (drama histórico), dirigida por Martin Scorsese  La trama sigue a dos sacerdotes jesuitas del siglo XVII que viajan de Portugal al Japón  para localizar a su mentor desaparecido y difundir el cristianismo católico.

Hablando de cine:

En nuestra infancia antes de la película pasaban Sucesos Argentinos: era el primer noticiero cinematográfico argentino, cuando aún no existía la televisión en el país. Su período fue entre   1938 y 1972, incluía de siete a diez noticias de aproximadamente un minuto de duración cada una, con voces  de locutores como Carlos D’AgostinoEnrique ManciniEduardo Rudy y Cacho Fontana.

Lo contrario del tímido era el petitero que ostentaba hacia 1950 ir a la moda. Concurrían al Petit café (de allí su nombre) situado en Santa Fe 1820 casi Callao; eran jóvenes que vestían a la usanza europea, y pertenecían a familias distinguidas. En Madrid les dicen lechuguinos o bien petimetres. Nada que ver con el gaucho de Moreno Palacios.

La confitería era de estilo art-déco; se había inaugurado a fines del siglo XIX disponía de dos salones amplios con grandes espejos, columnas de mármol, aplicaciones de hierro forjado, bronces y tulipas. Las mesas eran de mármol veteado, y las sillas de cuero, comodísimas. Al fondo estaba la peluquería para caballeros.Iban los pitucos (que pertenece a una clase social alta y da muestras de ello en su vestimenta y aspecto exterior)

Los tímidos suelen ser queridos no sucede lo mismo con los extrovertidos que buscan llamar la atención y que actúan pour la galerie, en el barrio le dicen hablar para la gilada.

¿Ha visto?

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Deja un comentario