El dulce encanto de la memoria: Amigo

en

“Cuando un amigo se va

Una estrella se ha perdido

La que ilumina el lugar

Donde hay un niño dormido”

Alberto Cortez

La mejor definición de “amigo” que escuché, es de Atahualpa: “el amigo es uno mismo en el cuero ajeno”. La amistad es un sentimiento que nos acompaña a lo largo de nuestra vida. Leyendo “Soy Roca” aquella obra de Félix Luna encontré la amistad de Roca con Gramajo, que era su edecán. El mismo Roca dice: “…supe que sería mi amigo para siempre… Lo fue en la buena y en la mala fortuna, siempre discreto y servicial, afectuoso, caballeresco, valiente, bromista. Y también glotón para comer y amarrete de sus pesos. Durante la primera presidencia lo designé mi edecán y después lo siguió siendo con o sin nombramiento. Pasará a la historia por ésta, nuestra perdurable amistad que lo convirtió durante décadas en mi alter ego, pero también por haber inventado el revuelto que lleva su nombre y se ha convertido en un plato común de los restaurantes de Buenos Aires.”

Era un hombre notoriamente obeso, y muy adicto a la comida y a la cocina. Inventó el revuelto de huevos, papas, cebollas y jamón, que sería conocido como revuelto de Gramajo. Este plato aún se degusta en los restaurantes de la Argentina. No se nos escapa la veta creativa de Félix Luna- por eso acepto que sobre el Revuelto Gramajo pueda haber otras explicaciones- además de historiador, compuso con su amigo Ariel Ramírez hermosas canciones: Alfonsina y el mar, Juana Azurduy, Cantata Sudamericana etc. Sobrino de Pelagio Luna, que fuera vicepresidente y amigo de Hipólito Irigoyen, y miembro de la Unión cívica Radical.

Gramajo era un asiduo contertulio en las reuniones del Club El Progreso. Este fue creado por un grupo de amigos en 1852, luego de la Batalla de Caseros, un hito en la historia de nuestro país. Allí se reunía una élite de buen pasar (léase ricos) dedicados a la explotación del  campo, entre otras explotaciones.

En sus reuniones se pensó el país, hubiera sido mejor que nos evitaran el disgusto, pero bueno… Diego de Alvear los reunió en los salones del Club, en el Palacio Muñoa, en la esquina de Hipólito Irigoyen y Perú. Entre sus miembros, Mitre, Roca, Sarmiento, Alem, Alsina, Pellegrini, Mansilla, Luis Sáenz Peña, Quesada y otros. Después del gobierno de Rosas, esta élite -algunos prefieren llamarla oligarquía- decidió unirse. De esas reuniones surgió la Liga Patriótica hacia 1918 como grupo de derecha para enfrentar a sindicatos y huelguistas: una clara oposición a grupos marxistas y anarquistas que comenzaban a hacerse fuerte en el país.

En ese tiempo se vivió en Buenos Aires, la Semana trágica, conflicto que comenzó en los talleres Vasena. Algunos le atribuyen a esta liga el primer pogromo (¡vaya palabra!) que es un linchamiento masivo de judíos (u otros grupos étnicos o religiosos).

Luna nos cuenta que las hijas de Roca lo adoraban, le decían tío, y que dada la viudez de aquel, Gramajo lo cubría  en más de una cañita al aire (lo que se traduce como rejuvenecer). Tuvo amores con Guillermina Oliveira Cézar, la mujer de Eduardo Wilde, ministro de Roca (no se andaban con chiquitas) y con Helena Gorjan a quien instaló en su estancia La larga. En ese contexto de vodevil, Gramajo como buen partenaire ¿se acuerda de Lalo Hartich que siempre hacia de mayordomo y cubría al jefe?. En fin, entre otras, esa es la función de la amistad, cuidarse, sostenerse y complicidarse (la acabo de inventar).

Otras amistades que encontramos, Borges y Bioy; Brascó y Quino; Van Gogh y Gauguin y la lista sigue. Pero hablando de amistad me acuerdo de la película italiana Amici miei con Philipe Noiret, Ugo Tognazzi de 1975.

Si, la amistad es un bien de incalculable valor, por eso, lo invito a que al terminar de leerme recuerde a aquellos que hoy no tiene y extraña, reviva esos momentos amigables y deje escurrir alguna lágrima en libertad: su amigo seguro lo agradecerá allí donde se encuentre.

¿Ha visto?

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

Deja un comentario