El club de los melómanos: Gabriella Ferri

en

Gabriella Ferri, (Roma, 18 de septiembre de 1942 – Corchiano, 3 de abril de 2004), nació y creció en el barrio romano de Testaccio, in Trastevere. Hija de Vittorio Ferri, un comerciante ambulante de dulces, admirador de la canción en dialecto romanesco. 

Ella llegó a ser una famosa cantante romana, apreciada por revivir un género popular. Hacia 1965, Gabriella Ferri empezó a tener éxito en Roma, cantando canciones romanas. Uno de sus éxitos fue «Sempre». Luego su carrera fue creciendo y también interpretó canciones napolitanas y latinoamericanas, especialmente durante sus triunfales giras en Sudamérica. 

Su repertorio incluyó canciones populares, canciones de cuna y canciones de los bajos fondos (versión romana de la Vanoni Milan Ornella). En América Latina fue un gran éxito con canciones como “Ti regalo gli occhi miei”, “Notte serena” y “Se tu ragazzo mio”, cantado en español. Ganó tres discos de oro por vender más de un millón y medio de discos sólo en Venezuela, casi tres millones y dos millones en Argentina y México.

Durante los años setenta y ochenta protagonizó varios programas de entretenimiento en televisión. También actuó en películas:  Canzoni in… bikini, dirigida por Giuseppe Vari (1963), Cabaret, dirigida por Ugo Roselli (1969), Remo e Romolo: Storia di due figli di una lupa, dirigida por Mario Castellacci y Pier Francesco Pingitore (1976).

Gabriella Ferri, 1973
Tuvo un triste final

El sábado 3 de abril de 2004 se cayó del balcón de su casa, en el segundo piso (7 metros de altura) de un edificio de tres pisos, en su casa en Corchiano ―una aldea de 3800 habitantes, a 38 km de la ciudad de Viterbo, y a 65 km de Roma―. El vecino del piso superior avisó a la policía. Fue trasladada en helicóptero hasta el hospital San Camilo, en Roma, pero falleció allí debido a sus múltiples fracturas en todo el cuerpo y un gran hematoma en la cabeza. Su funeral fue el jueves 8 de abril de 2004 en Roma, su ciudad natal.

¿La escuchamos?…

Revista OZ

Eduardo Agustín Gil es colaborador de Revista OZ, escribe la columna ¨El dulce encanto de la memoria¨. Profesor de Historia, Lic. en Educación de UNSAM, Master en Museología en España, escritor de obras de teatro, cine, cuentos y novelas.

Deja un comentario