Día Internacional del Orgullo LGBT+: Banderas en el corazón

Día Internacional del Orgullo LGBT+: Banderas en el corazón

El Día Internacional del Orgullo LGBT+ se celebra todos los años el 28 de junio.  En esa fecha se conmemoran los disturbios de Stonewall que marcan el inicio del movimiento de liberación homosexual. El 28 de junio de 1969, hubo una redada policial en el pup Stonewall Inn en Nueva York. Como respuesta, surgieron de forma espontánea manifestaciones en protesta contra la persecución a los homosexuales. 51 años después seguimos manifestándonos, a pesar que la complejidad de los tiempos que vivimos  ha obligado a la cancelación de desfiles y marchas.

En nuestro país, a partir de la lucha organizada y de una decisión política, existe  una legislación inclusiva  para revertir el paradigma heteronormativo, no obstante, aún falta mucho. No podemos ser ajenos a la realidad que sufrimos lxs ciudadanxs de la comunidad LGTBIQ+.

Los obstáculos que atravesamos son claramente visibles en la cotidianidad. En materia de salud, los trabajadores y funcionarios no cuentan, en su gran mayoría, con plena capacitación para el trabajo con la diversidad. Existe una falta de reconocimiento de la Identidad de Género de las personas trans en los formularios y procedimientos administrativos que no contemplan la diversidad, no existen campañas y capacitación en los cuidados de la salud sexual y reproductiva de las personas LGTBIQ+.

 

La percepción de “familia tradicional”, invisibilizando a nuestras familias diversas, sumado a  la presunción de heterosexualidad, generan prejuicios, concepciones y creencias hacia nuestra comunidad que pueden constituirse en prácticas discriminatorias.

En el caso de las personas travestis, transexuales y transgénero la inclusión social y laboral plena de las personas trans, el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género en los ámbitos laborales, sociales y educativos. Se requiere un profundo cambio cultural institucional y colectivo para que podamos definir a nuestra comunidad como diversa e inclusiva.

Tenemos que generar políticas públicas como las acciones y estrategias que garanticen que todas las personas sean tratadas con igualdad y respeto. Para que esa garantía sea efectivamente real se hace necesario contar con herramientas que posibiliten la generación de acciones y respuestas para que seamos todas, todos y todes, quienes debatamos acerca de acciones necesarias para vivir con salud y dignidad.

Tenemos que exigir en el marco de una ciudadanía activa y desde todos los espacios, políticas públicas que garanticen la inclusión social y la igualdad de oportunidades para lograr  el respeto a la diversidad.

El orgullo es lucha y las banderas se llevan en el corazón.

 

Revista OZ

Amanda Gonzalez es colaboradora de Revista OZ, Lic. en Ciencias de la Educación y Profesora de Historia diplomada es Historiografía, especialista en problemáticas de las Ciencias Sociales.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Revista OZ

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Read also x

A %d blogueros les gusta esto: