Tangos de ayer, de hoy, y la Poesía de siempre

en

El Tango como género se encuentra incorporado al patrimonio cultural, al inventario de su pueblo, permanece con la vigencia de su poesía, identifica un mapa de situaciones y melodías que lo trascienden.

En la primera mitad del siglo XX las grandes corrientes inmigratorias producen un vuelco en la composición social como así también en la economía y la política. Una transformación en las estructuras con las que la sociedad funcionaba.  Es común escuchar  ¨venimos de los barcos¨, crisol de razas”, “somos hijos del puerto”, y otras tantas manifestaciones que mantenemos incorporadas. Se trata de frases hechas, la historia ha sido muy distinta.

conventillos 1907
Buenos Aires. desalojo de conventillos 1907. documento fotográfico.

Llegaban de países diferentes arrojados por la guerra, el hambre, la miseria y tantos otros horrores a los que la desigualdad, la injusticia y la arbitrariedad nos proponen desde el  fondo de los siglos, una ecuación que estimulan y proyectan los poderes de turno con sus intereses económicos que, en guerras dirimen, disputan de manera brutal, arrojando a la muerte, el caos, el desarraigo a millones de habitantes de un mundo que se ha convertido en una caterva de mutilaciones permanentes. En tanto la humanidad se encaminó lamentable, y rápidamente hacia múltiples Holocaustos de variados signos.

Primera guerra mundial
Primera Guerra Mundial

Volviendo al Tango,  escenario de  heterogeneidad, costumbres, idiomas, etnias distintas se hacía difícil contener. Los inmigrantes se acomodaban como podían, un ámbito de integración lo constituyó el barrio, otro el conventillo y básicamente la escuela pública, laica, gratuita. Un filósofo (José Ingenieros) y un sanitarista (José María Ramos Mejía) diseñaron el guardapolvo blanco por ser un material económico y cumplía su función  igualitaria. Había que unir una nueva sociedad, incluir, educar,  construir ciudadanía desde una nueva realidad.

EL UNIVERSO TANGUERO

Reflexiones: los poetas-letristas desde visiones diferentes han aportado a una historia que nos pertenece. Sería imposible expresar todo el universo tanguero por la calidad de obras conocidas de enorme raigambre popular en niveles poéticos – musicales que perduran en lo profundo del ideario colectivo de un pueblo que a través de sus versos y melodías encontró espacios de referencia, integración y felicidad.

El Tango como ningún otro género logró una combinación de excelencia entre los poetas y sus musicalizadores penetrar de una manera elocuente en las sombras de las frustraciones, la luz de los párpados,  andariveles por donde circula la pasión, el amor el desamor,  el amanecer de sus puertos, las calles cubiertas de flores, el barrio y sus protagonistas.

Armando Tejada Gómez
Armando Tejada Gómez

La lista de referentes es numerosa, en ellos, se encuentran etapas, circunstancias, una alternancia de formas,  las obras trascienden tiempo y geografía en casi todos los casos una mirada desde lo literario.

El Tango: es actual y necesario, fundamental y fundante. Es vigente por su historia. Es actual por la voluntad, esfuerzo de los poetas y letristas de hoy  con  temas que seducen, atrapan.

Todos los intentos por descalificar al tango, desvirtuar su contenido, desnaturalizar su esencia,  fracasaron. No adherimos a los nostálgicos que apagaron la radio en los años cuarenta, ni aquellos jóvenes que disfrutaban el encanto de frescas melodías en un dos por cuatro de imborrables recuerdos.

Bar ¨El progreso¨, “Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires”.
El tango continúa resistiendo el desalojo

Actuamos con la misma fuerza, recogemos aquella historia, que enriqueció nuestras vidas, acompañó años plenos de poemas, paisajes de un tiempo donde el Tango inundaba balcones, veredas, crecía entre nosotros como una espada de afecto en la mesa, en el club, un café, una noche de copa enamorada, sumaba ternura a la ronda  del patio.

No ha sido fruto del azar que al tango lo hayan desalojado de lugares que solía frecuentar allá por los años 60. Desaparecía lenta de modo contundente de las radios, la incipiente televisión, las grabadoras, se disolvieron orquestas.

El Tango desde hace ya un largo período se encuentra en una ofensiva a través de sus intérpretes, músicos, poetas que recorren el país y el mundo con renovadas propuestas, no obstante la falta de difusión en los grandes medios, ganan ese espacio con talento, esfuerzo y profesionalismo.

Pareja de tangueros
Pareja de tangueros

Se trata de una referencia que convoca al intercambio, la participación, recoge la tradición de la música urbana por excelencia en una alternancia de temas y la incorporación a sus repertorios de corrientes autorales surgidas al amparo de letras y musicalizaciones nuevas.

Un modo acudir e integrar en una geografía que exprese raíces y valores. Cuando pretendieron desalojar al Tango en realidad constituía un fuerte intento para transformar nuestra cultura.  Atacando una de sus expresiones más populares. No lo han logrado.

Anibal Troilo
Anibal Troilo
La Expresión de los valores del pueblo

Los pueblos se expresan con raíces, fundamentan con cantores, poetas, músicos, bailarines, artistas la razón de su existencia que permanece indisolublemente ligada al corazón de sus gentes.

El tango convivió y convive con diferentes variantes tanto musicales como de contenidos. El Tango es de y para todos los que nos identificamos con una sociedad que defiende valores, eleva a quienes lo expresan, dimensiona un sentimiento crecido en las orillas a principios del  siglo pasado, bordeo los suburbios y el centro, inauguró salones, orquestas, pistas y suspiros en  las rutas de la Patria, saltando mares, océanos, montañas en franjas del tiempo con un futuro de  renovados cortes, fueyes y nostalgias.

Desarrolla las fauces de la creación, convoca a los duendes de la noche, los fantasmas del silencio.

Es nuestro tango con la vigencia de siempre al amparo de bellas vertientes autorales,  la pertenencia que unifica y consolida la irrenunciable defensa del patrimonio cultural de la Nación.

 

Revista OZ

Norberto Barleand es colaborador de Revista OZ, escritor y poeta, conduce el programa ¨Silbando Bajito¨ que se emite por FM Tango- 92.7, La 2 x 4, Radio de la Ciudad, los días domingo de 15 a 16 hs. Coordinador de eventos de literatura y tango. Miembro de diversas organizaciones que trabajan para difundir poesía.

Deja un comentario