Héctor Pedro Blomberg y Francisco García Jimenez, poetas letristas de tango

en

Tango y poesía están vinculados, hoy recordamos a dos grandes letristas Héctor Pedro Blomberg y Francisco García Jimenez. 

Héctor Pedro Blomberg (1889 -1955)

Desde el comienzo Blomberg fue esencialmente poeta y lo reconocieron como tal. Mezcla interesante de realidad y ficción, tratando de evitar inconvenientes políticos, sus personajes fueran inventados, especialmente para sus obras. O bien genera los escenarios para escribir, muy común en poesía.

Así surgieron sus historias de Unitarios y Federales, las acciones de la Mazorca del Brigadier Juan Manuel de Rosas, los amores prohibidos.

El escritor había encontrado la temática que no abandonaría, se desarrollaban en lugares donde transitaban personajes bien caracterizados y definidos de la historia  Blomberg materializa una estrecha amistad con Ignacio Corsini y el cantor le propone la colaboración de su guitarrista Enrique Maciel para musicalizar sus versos. Surge su primera y más difundida obra: ¨La Pulpera de Santa Lucía¨.

La narrativa, el periodismo, literatura infantil, dramaturgia, canción popular, poesía desfilaron por su incansable y precursora escritura. Influyó en la poesía de Raúl González Tuñón y Nicolás Olivari, prefiguró la aparición del grupo literario de Boedo y marcó para siempre la narrativa urbana que llevaría a su máxima expresión Roberto Arlt.

Su libro A la deriva fue considerado ganador del primer premio municipal de poesía de 1920.  El segundo lugar le correspondió a Alfonsina Storni. Cuando Blomberg se entera, momentos antes de la proclamación oficial, le propone al jurado “Las damas primero”. El jurado aceptó la sugerencia y se cambió el orden de premiación. Alfonsina resultó la ganadora.

¨A la deriva¨ de  Hector Pedro Blomberg
Francisco García Jimenez (1899- 1999)

Siempre adelantado a sus contemporáneos, en 1925 revolucionó todo lo conocido con Suerte Loca de un barroquismo que mostraba a la par su magistral manejo del lenguaje y la claridad de sus ideas. Engarzada esta letra en la pieza musical escrita por Anselmo Aieta, logrando un tango de irresistible seducción.

Aieta y García Jiménez presentaron Alma en Pena compone una escena auténticamente teatral. Poética y argumentalmente impecables, García Jiménez alcanzó la cumbre de su arte. Muchos tangos escritos para destacar  entre ellos “Barrio Pobre” sobre el lenguaje musical  de Vicente Belvedere.

La avanzada concepción de esta obra sorprende cuando se enteran que fue escrita en el año 1928, o “Lunes”, del año 1929, con su aguda pintura social, y “Farolito de Papel “de 1930, con sus soberbias metáforas, sus letras de gran éxito en las que más apeló a él.

Letrista erudito, prefirió la construcción impecable de sus versos, básicamente apeló a los sentimientos Esto favorecía la belleza de sus imágenes, como ocurre en el vals “Palomita Blanca “o en el tango “Rosicler”.  En otras ocasiones, el poeta dejaba paso al argumentista, como sucede en “Carnaval”. Por momentos romántico, como en “Tus besos fueron míos o  nostálgico, como en “Malvón”.

Lee también: Música: Contursi y Celedonio Flores, poetas letristas de tango

 

Revista OZ

Norberto Barleand es colaborador de Revista OZ, escritor y poeta, conduce el programa ¨Silbando Bajito¨ que se emite por FM Tango- 92.7, La 2 x 4, Radio de la Ciudad, los días domingo de 15 a 16 hs. Coordinador de eventos de literatura y tango. Miembro de diversas organizaciones que trabajan para difundir poesía.

Deja un comentario