Janis Joplin: La mujer que sólo necesitaba amor

Hace 75 años nacía Janis Lyn Joplin en Port Arthur, Texas, el 19 de enero de 1943, la bruja cósmica tuvo una voz increíble, única. Fue la mujer más importante del rock y del blues, y lo sigue siendo. En 1995 entró en el Salón de la Fama del Rock y en 2004 la revista Rolling Stone la colocó en el lugar 46 de los 100 mejores artistas de todos los tiempos.

Janis una mujer rebelde a la que le costó ser parte de la comunidad conservadora de la década del 40´-50, en dónde la discriminación hacia los negros era una constante. Ella no encajaba, no era como la mayoría, tenía rebeldía, y pensamientos propios, dicen que no dejaba que nadie le impusiera un modelo a seguir. Toda la familia acostumbraba a ir a la iglesia, los padres pensaban que necesitaba más atención pues “ella era infeliz e insatisfecha. La relación con la iglesia no era la más adecuada”, según su madre. 

Familia de Janis. Foto tomada en 1969.
Familia de Janis. Foto tomada en 1969.

A Janis le gustaba leer, pintaba, tocaba el autoharp y sobre todo no odiaba a los negros. Esto la hacía diferente. Ella también padeció el rechazo. Durante la adolescencia, con todo lo que el desarrollo hormonal implica, se puso algo gorda y tenía problemas de acné, por lo que sus compañeros solían molestarla. Y también en la universidad solían organizarse premios a los más diversos rubros: “la chica más bonita”, “el mejor deportista”, etc. Janis fue nombrada “el hombre más feo” del campus. Esto hizo que comenzara a juntarse con otros “raritos” como ella, quienes la introdujeron al mundo del Blues, el Jazz y el Folk, además de la literatura beat, existencialista, contracultural que comenzaba a gestarse. Se atrevió a ser diferente, una adelantada para su contexto.

Por eso decidió irse a vivir a San Francisco. Allí comenzó su adicción a las anfetaminas, los psicodélicos y las drogas intravenosas. La gravedad de la adicción de Janis era tal que los pocos amigos que tenía organizaron una fiesta para juntar fondos y poder comprarle un pasaje de regreso a Texas.

Janis Joplin

EL AMOR Y SUS ENCRUCIJADAS: NACE LA ROCKERA

Decepcionada de lo que pensó pudo ser un paraíso, Janis regresó a su ciudad natal resignada a encajar en la sociedad a la que tanto había rechazado. Dejó las drogas y el alcohol, se metió a estudiar antropología y comenzó una relación por correspondencia con Peter DeBlanc, un tipo que conoció en San Francisco quien recientemente se había establecido en Nueva York. Un día Peter llegó a casa de Janis, muy trajeado y pidió la mano en matrimonio, lo padres aceptaron y comenzaron a planear la boda. Janis Joplin se hubiera convertido en una ama de casa como todas las demás, si no fuera porque el señor DeBlanc viajaba mucho y había incurrido en varias infidelidades, con lo que el compromiso y la boda se cancelaron definitivamente. Eso fue muy doloroso para Janis, quedó muy decepcionada, ella realmente quería casarse y llevar una vida “normal”.

Fue durante este momento de crisis que el promotor y amigo de Janis, Chet Helms, le propone a Janis ser la cantante de Big Brother & The Holding Company (1965-1968). Siendo que no tenía nada que perder, Janis aceptó y se fue de Port Arthur, esta vez para siempre.

 Big Brother & The Holding Company
Big Brother & The Holding Company

Los Big Brother no eran la gran banda hippie de los 60 pero si de los primeros que iniciaron el movimiento de música psicodélica. Uno de los fundadores de la banda, Peter Albin tenía una lucha de egos con Janis porque ella le quitaba protagonismo, se la hacía difícil, no perdía oportunidad para hacer reclamos y tirarle mala onda a Janis, quien a pesar del éxito y la fama seguía siendo una joven frágil y sufría por las groserías de ese señor. Por si fuera poco, también se involucró sentimentalmente con el guitarrista Sam Andrew, quien en el espíritu hippie imperante también salía, o tenía relaciones con otras chicas, cosa que a Janis no le agradaba nada, ella quería un compañero, no un amante de ocasión, nuevamente la decepción. 

Janis era la reina en el escenario, podía cautivar a miles de personas con la potencia de su voz y su presencia, pero al terminar los shows, se hallaba sola en el camerino. No tenía muchos amigos verdaderos. Al pasar de los años, ya sin los Big Brother, con nuevas bandas como la Kozmic Blues Band (1968-1969) y la Full Tilt Boogie Band, a pesar de seguir cosechando éxitos, Janis se fue sumiendo en una espiral de alcoholismo, drogas y relaciones fallidas. Sobre todo esto último la deprimía muchísimo pues sólo quería encontrar a alguien con quien poder compartir la vida de manera significativa, pero no lo lograna por las drogas o porque las personas que se le acercaban sólo estaban interesadas en colgarse de su fama o en tener relaciones casuales.

Janis Japlin
Janis Japlin

En las dificultades de encontrar un fiel compañero Janis entró a un estilo de vida desenfrenado, como el de todos los que la rodeaban. Hay cierta tendencia generalizada a definir a Janis como bisexual. Aunque, al parecer, tuvo más parejas femeninas que masculinas, Joplin se definía simplemente “sexual”. Su vida sexual incluyó numerosos hombres y mujeres. Quizás su pareja más estable y conocida fue Peggy Caserta, relación que causó su ruptura con el empresario David Niehaus. Caserta afirmó ¨Éramos compatibles, jóvenes, salvajes e interesadas ​​una en la otra”. Cuenta en su libro de 1973, Going Down With Janis, que ella y Joplin habían decidido separarse mutuamente en abril de 1970, para mantenerse alejadas cada una del uso de las drogas, algo que no consiguieron.

Janis Japlin y Peggy Caserta
Janis Japlin y Peggy Caserta

Por supuesto, las canciones que interpretaba que en la mayoría de los casos eran sobre la búsqueda del amor, decepciones amorosas y la melancolía, tenían ese sentimiento único y desgarrador que sólo la experiencia propia puede imprimirles y por tanto volverlas auténticas. Durante toda su vida, su único deseo fue ser aceptada y amada, no importaba de qué forma. La gente de Texas se encargó de correrla de la escuela, de su casa y del estado. Los hippies de San Francisco estaban demasiado llenos de drogas y fiesta como para prestarle mucha atención. Janis Joplin tuvo que morir para convertirse en lo que siempre quiso, una persona amada, ahora por millones que seguimos vibrando con sus canciones. ¿La escuchamos una vez más?…

Revista OZ

Romina R Silva es directora de Revista Oz, poeta, escritora, Lic. Comunicación Social UNLP. Conduce programa ¨Subite¨ en FM Nacional 95.5, coordina talleres de escritura creativa. es organizadora del Festival de Poesía en Lobos siendo parte del FIP.

Deja un comentario