Literatura: Vicente Huidobro, una voz inolvidable

en

Que el verso sea como una llave

que abra mil puertas.

una hoja cae; algo pasa volando;

cuanto miren los ojos creado sea,

y el alma del oyente quede temblando.

inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;

el adjetivo, cuando no da vida, mata.

(Arte poética – Vicente Huidobro)

En estos versos se concentra el pensamiento poético de un gran escritor chileno: Vicente García Huidobro Fernández conocido como Vicente Huidobro. Este autor nació un 10 de enero de 1893 en el seno de una familia aristocrática y tuvo contacto con la literatura desde muy pequeño. Su madre como era poeta, organizaba tertulias en su casa de las que Vicente participaba y con ella fundó en 1912 su primera revista: “Musa joven”. Además era asiduo lector de Verlaine, Mallarmé, Rimbaud, Baudelaire, Emilio Zolá y de Rubén Darío.

Su figura es sumamente importante en el ámbito literario. Es considerado el padre de la poesía pura, es decir, aquella que busca lo esencial de la realidad y utiliza la palabra exacta, desnuda y limpia sin adjetivos ni adornos retóricos en la que el individuo se separa del mundo y crea un nuevo universo de ideas e imágenes. También es el primer vanguardista latinoamericano quien absorbió las técnicas europeas, las divulgó en Chile y América Latina y desarrolló su teoría estética conocida como Creacionismo. Postulaba que la creación poética era un hecho independiente de la realidad y consideraba al poeta como un hecho nuevo que desafiaba a la naturaleza.

Basándose en estas teorías, ejerce ciertas libertades en cuanto a la escritura: rompe con ciertas restricciones al nivel de versos, de imaginación, de retórica; utiliza un lenguaje visual, el montaje cinematográfico y la yuxtaposición de imágenes.

Vicente Huidobro

La obra de Vicente Huidobro se divide en cuatro períodos.

El primer período comienza en 1911 con la publicación de Ecos del alma, continúa con La gruta del silencio y Canciones en la noche (ambas obras de 1913), Pasando y pasando y Las pagodas ocultas de 1914, y culmina con el famoso manifiesto “Non Serviam” y la publicación de Adán. Los poemas de este periodo se caracterizan por privilegiar la figura del poeta creacionista y por presentar una estructura nueva. Además es importante la aparición de sus primeros caligramas a los que sistematiza como expresión poética antes que ningún otro escritor.

Después de su estadía en Buenos Aires, en 1916 viaja a Europa. Este viaje marca el inicio del segundo período de su obra, que comienza con la publicación de El espejo del agua en el que sintetiza su teoría creacionista. Luego, en 1917 publica Horizon Carré y en 1918 en Madrid publica Poemas árticos, Tour Eiffel, Hallali y Ecuatorial con los que comienza la poesía vanguardista castellana. Termina su segundo período con la publicación de Saisons choisies (1921), en la que recoge sus poemas en francés e incluye el famoso retrato del poeta hecho por Pablo Picasso.

Vicente Huidobro retratado por Picasso
Vicente Huidobro retratado por Picasso

En el tercer período aparece un libro de ensayos titulado Manifestes (1925) y obras muy importantes como la novela Mio Cid Campeador (1929), el poema Altazor (1931) en el que concretiza su teoría creacionista y la obra de teatro Gilles de Raiz (1932).

En el último período que comienza en 1933 vive una intensa actividad política a favor del comunismo y publica tres novelas: Cagliostro una novela semejante a un guion cinematográfico, La próxima y Papá o el diario de Alicia Mir. Además publica una obra de teatro En la luna (1934) y vuelve a la poesía con Ver y palpar y El ciudadano del olvido (1941).

En 1947, Vicente Huidobro sufre un derrame cerebral y fallece en enero de 1948 en su finca de Cartagena. Allí fue enterrado, frente al océano. Nos dejó obras inolvidables en las que no sólo plasmó sus teorías y pensamientos estéticos sino también la voz de nuestro continente.

Vicente Huidobro
Vicente Huidobro

Revista OZ

Camila Breccia es colaboradora de Revista OZ. Profesora de Lengua y Literatura, escribe bajo el seudónimo Juana. Es de San José de la Esquina, provincia de Santa Fe.

 

Deja un comentario