Lewis Carroll: más allá de Alicia en el país de las maravillas

en

Charles Lutwidge Dogson, conocido como Lewis Carroll, logró trascender todas las épocas y generaciones con su obra maestra: Alicia en el país de las maravillas. Esto hizo que su vida más allá de esta historia sea poco conocida.

Lewis Carroll nació un 27 de enero de 1832 en Daresbury, Inglaterra. Era tartamudo como sus diez hermanos y zurdo, características que se reflejan en sus obras. Además sufría de insomnio, lo que hacía que pasara las noches despierto tratando de resolver problemas matemáticos sumamente complejos. Sobre esto escribió varios libros, entre los que se encuentra Euclides y sus modernos rivales.

 

Autorretrato de Lewis Carroll en 1856
Autorretrato de Lewis Carroll en 1856

A los trece años comenzó a publicar pequeñas revistas literarias que él mismo redactaba y a veces ilustraba, para los invitados del presbítero de Croft en Yorkshire donde ejercía su padre como párroco. En 1854, empezó a trabajar como docente y a colaborar en revistas cómicas y literarias. En 1855 obtuvo un puesto como profesor de matemáticas en Oxford, donde años antes se había recibido de preceptor. 

A partir de 1856 escribe, con el seudónimo que lo hará conocido, poemas para The Train. Ese mismo año conoce en Oxford a Henry Liddell, que ingresa a la universidad como decano, y a toda su familia con la que entabló una gran amistad.  Carroll tenía la costumbre de compartir sus ratos libres con las tres niñas: las acompañaba en largos paseos por el campo o por el río y les contaba historias que él mismo inventaba. En 1862, en una excursión por el Támesis les contó una historia fantástica que cautivó especialmente a Alice que era la menor de las tres hermanas y tenía cuatro años. Como ella le pidió que la escribiera, Carroll le regaló para Navidad un manuscrito que se titulaba Las aventuras subterráneas de Alice y tenía dibujos del propio autor.

Foto de Alice Liddell por Lewis Carroll
Foto de Alice Liddell por Lewis Carroll

Sin embargo, en 1863, Lewis Carroll se distanció de la familia Liddell. Los críticos literarios creen que Henry Liddell le pidió a Carroll que se distanciara porque descubrió que estaba enamorado de Alice, un amor que se entrevé en las cartas que les enviaba a las niñas y en sus poemas. Alice y Lewis Carroll se escribieron hasta 1892, y se cruzaron en algunas ocasiones pero cada uno siguió con su vida. Ella se casó y adoptó el nombre de su marido. En 1926 cuando enviudó, subastó el manuscrito original pero esto no logró separarla de su alter ego de ficción ya que en su lápida puede leerse: “Mrs. Reginald Hargreaves, la Alicia de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas”.

Esta historia fue publicada en 1865 con el titulo Alicia en el país de las maravillas, edición que el mismo Carroll costeó y que fue un éxito de ventas y muy elogiada por la crítica, lo que llevó al autor a escribir una continuación titulada A través del espejo y lo que Alicia encontró allí (1871) con dibujos de John Tenniel un ilustrador famoso de la época.  Debido al éxito del personaje y de su historia, el autor decidió escribir una versión infantil titulada Alicia contada a los niños y unas páginas que explican las características de los personajes que llamó Alicia en la escena.

Lewis Carroll también escribió poesía, entre las que se destaca La caza del Snark (1876) un poema narrativo en el que abundan los elementos fantásticos; diversos textos matemáticos y tratados de lógica simbólica, y las cartas que les escribía a los niños fueron recopiladas a su muerte bajo el nombre de Cartas de Lewis Carroll (1979).

Retrato de Lewis Carroll extraído de The Life and Letters of Lewis Carroll, de Stuart Dodgson Collingwood
Retrato de Lewis Carroll extraído de The Life and Letters of Lewis Carroll, de Stuart Dodgson Collingwood

No sólo se dedicó a la escritura, también tuvo una gran afición por la fotografía. Realizó el retrato de la actriz Ellen Terry y los poetas lord Alfred Tennyson y Dante Gabriel Rossetti. En 1880 dejó esta afición por las críticas que recibió por fotografiar a niñas en variadas poses con diferentes vestimentas o desnudas.

El creador de un clásico de la literatura infantil falleció el 14 de enero de 1898 en Guilford, Surrey a causa de una bronquitis.

Revista OZ

Camila Breccia es colaboradora de Revista OZ. Profesora de Lengua y Literatura, escribe bajo el seudónimo Juana. Es de San José de la Esquina, provincia de Santa Fe.

Deja un comentario