Debate sobre el neo boom de la literatura femenina o feminista

La feria del libro además de ser espacio para la compra, es también un espacio para la reflexión. El domingo 6 de mayo fue el turno de la mesa: “El neo boom latinoamericano es femenino. ¿Una literatura femenina y feminista?”. En sala Alfonsina Storni, colmada, tres escritoras debatieron en torno al llamado nuevo boom de la literatura femenina. La escritora uruguaya Natalia Mardero, Cyntia Rimsky de Chile y Gabriela Cabezon Cámara, Argentina. Moderado por Gabriela Borelli Azara

Feria del libro debate feminismo
Gabriela Cabezón Cámara, Cyntia Rimsky, Natalia Madero
¿Nuevo boom latinoamericano? 

La escritora chilena Cyntia Rimsky señaló que como pasó en los 60′, “Fue una operación de marketing y hoy es un nicho de mercado, que la mercadotecnia esta aprovechando, hoy le toca a la literatura femenina. Pero no creo que eso sea un boom”.

Con respecto a este tema, la escritora uruguaya Natalia Madero dijo,  “A mi me suena a qué los medios de comunicación que tienden a buscar etiquetas, y meten todo en la misma bolsa, nada tienen que ver con el boom de los 60 que las mujeres casi ni participaban, salvo algunas como Elena Garro. En cuanto a las nuevas escritoras esta pasando algo interesante, pero hay que tener cuidado con las etiquetas”.

“Las mujeres pueden contar cosas que los hombres no han podido contar a lo largo de la historia. Como puede ser la relación madre e hija, la maternidad. No hay que enojarse si nos catalogan como diferentes, pero el tema es que estos temas también son importantes, no son libros solo para mujeres. Nosotras leímos toda la vida libros escritos por hombres y nos hemos identificado con los personajes, también pueden hacerlo ellos desde el género humano”, reflexionó la escritora uruguaya.

Gabriela Cabezón Cámara, –“La virgen cabeza”, 2009- dijo sobre el boom, “El termino se definió ese boom de la literatura latinoamericana en función de la literatura mundial, es la minoridad de latinoamérica, minoría emergiendo respecto de la literatura mundial. Ahora hablan de boom en el mismo sentido, somos la minoría -las mujeres- aunque seamos la mayor parte de la humanidad”.

“Es un acto autoritario. Lo universal sería, varón, heterosexual, de clase media y blanco, es ser una minoría bastante acotada. Nos deja a todos a fuera ese “universal”. Por lo que hay que ir es por ampliar ese universal, o por romperlo porque no representa a casa nadie. Si se habla de boom ahora es porque hay muchas escritoras en latinoamérica que están escribiendo de una manera impresionante¨.

¨El que tienen el poder lo quiere conservar, esta en una posición defensiva, estamos peleando por la toma de poder. Hay algo de lo vivo, de la toma de riesgos que está pasando más por lo que hacemos las mujeres, probablemente porque tenemos menos que perder, queremos tomar el poder”.

SOBRE lo femenino EN LA LITERATURA

Señalaron que en la época del boom de los 60´ estaban escritoras  como Clarice Lispector, Elena Garro, Rosario castellanos, Cristina Peri Rossi que estaban invisibilizadas en el mercado, hoy por hoy son leídas, más que en su momento. Continuó  el debate en torno a la etiqueta de literatura feminista, femenina o escrita por mujeres. 

Cyntia Rimsky se pregunta “¿Qué es ser femenina?, la intelectual Rita Segato dice que es aprender a ver en la otra mujer un sujeto moral al que tengo que demostrarle que lo es. Eso sería ser femenino. Es espeluznante¨.

¨Yo cuando chica no quería ser ni como mi madre, ni como mi abuela. En las historias que contaban los hombres, las mujeres rebeldes o distintas eran las mujeres que terminaban solas, locas, pobres, borrachas, encerradas, era el horror, y uno quería ese horror que era más aventurero, que formar una familia¨.

¨Debemos pensar cómo cambiar la representación de la mujer en la literatura. Mostrar mujeres que circulan en la curiosidad, en el riesgo y sin que termine en un desastre”, señaló a escritora chilena Cyntia Rimsky.

“Hace 25 años, el boom de escritoras como Isabel Ayende, Marcela Serrano, Angeles Mastreta, etc, las mataron, se las catalogó de livianas y demás, encansillándolas como literatura para mujeres. La diferencia es que las nuevas escritoras rompen con ese discurso de lo femenino como lo más tradicional, de las historias del sufrimiento doméstico. Ahora nos atrevemos a escribir otras cosas, escribimos mucho más crudo. Nos estamos atreviendo a hablar de otras cosas más oscuras. También incide, la influencia de las escritoras inglesas, dan ejemplos a seguir, y modelos para explorar otras cosas”, asevera Natalia Mardero.

Gabriela Cabezón Cámara senaló, ¨Se puede correr riesgos, se puede tratar a la lengua políticamente, la lengua es eso que es de todos, pero uno puede incidir en la lengua, muchas mujeres lo estamos haciendo, la lengua esta constantemente en pugna, nos matamos para ver quien impone tal significación a determinadas palabras , nosotros como escritores lo que podemos hacer es pelear en ese terreno¨.

Podes ver el debate completo:

 

Deja un comentario